Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
vegetables-g4a8176a83_1280

Agricultura ecológica, salud y medio ambiente

La agricultura ecológica es un enfoque de producción de alimentos que utiliza prácticas agrícolas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Abonos orgánicos, rotación de cultivos o control natural de plagas son algunas de sus prácticas habituales. Pero, ¿tiene realmente una repercusión en la salud de la población y del planeta?

AGRICULTURA ECOLÓGICA

Protección del medio ambiente

Esta forma de cultivo utiliza técnicas que no dañan el medio ambiente, como el uso de abonos orgánicos en lugar de químicos, lo que reduce la contaminación del suelo y el agua. Además, la agricultura ecológica ayuda a mantener la biodiversidad y los ecosistemas naturales al no utilizar pesticidas y herbicidas sintéticos que pueden afectar a los organismos no objetivo.

Mejora de la calidad del suelo

La agricultura ecológica utiliza técnicas que mejoran la calidad del suelo, como la rotación de cultivos y el uso de abonos orgánicos, lo que aumenta la fertilidad del suelo y ayuda a retener la humedad.

AGRICULTURA ECOLÓGICA

Agricultura ecológica y salud humana

Los alimentos producidos de forma ecológica no contienen residuos de pesticidas ni otros químicos tóxicos que pueden ser dañinos para la salud humana. También se ha demostrado que los alimentos ecológicos tienen mayores niveles de nutrientes esenciales, como vitaminas y minerales.

Reducción del cambio climático

Produciendo de forma ecológica se generan menos emisiones de gases de efecto invernadero en comparación con la agricultura convencional, ya que utiliza menos maquinaria pesada y no utiliza productos químicos que contribuyen a la emisión de gases de efecto invernadero.

Apoyo a la economía local

AGRICULTURA ECOLÓGICA

La agricultura ecológica tiende a ser más pequeña y local, lo que puede ayudar a apoyar a las comunidades locales y reducir la dependencia de alimentos importados. Además, la agricultura ecológica puede proporcionar empleo en zonas rurales y contribuir al desarrollo económico de las comunidades.

En resumen, ofrece una serie de beneficios importantes para el medio ambiente y la salud humana. Al elegir alimentos producidos de forma ecológica, los consumidores pueden ayudar a apoyar prácticas agrícolas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente, y también disfrutar de los beneficios de una alimentación más saludable.

Comparte

Únete a nuestra Newsletter​

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.