Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
mare

Cómo concienciar sobre la conservación de los mares con imágenes

“La fotografía ayuda a las personas a ver”. Esta frase es atribuida a la famosa fotógrafa Berenice Abbott, quien con su trabajo logró documentar la transformación de Estados Unidos a lo largo del siglo XX. Gracias a la fotografía de Abott, podemos viajar en el tiempo y recorrer el Nueva York de la Gran Depresión, una época y un escenario que quedan muy lejos de nuestra experiencia directa. Otro lugar que es desconocido para la mayoría de las personas y que es un continuo espectáculo es el fondo del océano. El trabajo audiovisual de los fotógrafos submarinos nos acerca a esa vida que se da debajo del mar. Estos retratistas son los responsables de mostrarnos la belleza de este lugar, pero también de concienciarnos sobre la importancia de su conservación.

Eso es precisamente lo que MARE, el certamen audiovisual para la conservación del Mar Balear, quiere conseguir:

MARE quiere mostrar el mar como no se ha visto nunca antes, con todo su esplendor y belleza, pero también concienciar sobre los muchos retos a los que hace frente

Sara García, coordinadora de MARE

MARE es una iniciativa colaborativa que nace gracias al trabajo de varias organizaciones como la Fundación Marilles, Menorca Reserva de la Biosfera, Ibiza y Formentera Preservation Foundation, Mallorca Preservation Foundation, Menorca Preservation Fund, Iniciatives Mediterrànies y Foro Marino de Ibiza y Formentera. A día de hoy, otras entidades como AFONIB (Asociación de Fotógrafos de Naturaleza de las Islas Baleares) o Montphoto (Concurso Internacional de Fotografía de Naturaleza y Montaña) se han sumado al proyecto.

El certamen busca recopilar y premiar imágenes que enseñen lo espectacular que es el mar, pero que a su vez muestren su fragilidad y ayuden a concienciar sobre su preservación: “Uno de los objetivos es poder empatizar con las imágenes para acelerar el proceso de conservación”, asegura Sara García, coordinadora del proyecto.

García hace especial hincapié en el poder que tiene la imagen para invitar a reflexionar y comenta que más allá de la calidad técnica, tendrán muy en cuenta la mirada de quien esté detrás de la cámara y el mensaje que haya querido transmitir con su obra. Por eso, explica García que pueden participar tanto profesionales como aficionados y se pueden presentar imágenes tanto desde la costa como a decenas de metros bajo el agua. Las fotografías y vídeos se pueden enviar hasta el 31 de octubre.

Queremos invitar a la ciudadanía a captar la belleza del paisaje, la fauna y la flora del mar Balear para compartirla, comprenderla, disfrutarla, conocer los retos que afronta y ser parte activa de su conservación.

Página web de MARE

Temáticas y premios

El concurso tiene diferentes categorías. Además de profesionales o aficionados, también se distingue entre jóvenes (menores de 18 años) y adultos (mayores de 18). Los ganadores adultos recibirán 1000 euros en metálico y en la categoría juvenil el premio es una cámara, una recompensa perfecta para iniciarse en la fotografía. Además, los mejores trabajos serán incluidos en diversas exposiciones.

Aunque todas las fotografías presentadas deben estar relacionadas con el medio marino, hay 5 temáticas diferentes:

1. Fauna marina

2. Mundo vegetal submarino

3. Paisaje submarino

4. El mar desde fuera

5. Relación humana con el mar Balear

6. Vídeo corto submarino y reportajes fotográficos (categoría especial fuera del Certamen)

Sara García comenta que el propósito de MARE es centrarse en lo positivo. Como detallan en su página web, “una buena imagen nos reconecta con el mar, despierta el deseo de conocerlo y, por tanto, de preservarlo”. No obstante, dejan la puerta abierta a mensajes reivindicativos. Según García, en la categoría centrada en la relación humana con el mar tienen cabida desde una imagen que denuncie la contaminación por plásticos a una historia de éxito como pueda ser la devolución de forma segura al mar de un animal que fuese encontrado varado en la costa. Con la crisis del coronavirus y tras ver las imágenes de la aparición de mascarillas en los mares, tienen claro que se presentan “desafíos muy fuertes” y que mucha gente puede encontrar inspiración en ellos.

El objetivo al final es conmover para lograr un cambio a mejor. “Si la ciencia es el cerebro, las artes visuales son el corazón”, sentencian en la página web del proyecto. Y está claro que lo que nos hace sentir una imagen puede ser el motor de un gran cambio.

Comparte

Únete a nuestra Newsletter​

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.
Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.