Día de todos los santos

Día de Todos los Santos: La fiesta que se disfraza con sus mil caras

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en google

El 1 de noviembre celebramos el Día de Todos los Santos. Una fecha cuyo origen se da en la religión católica. Su fin es rendir reverencia a todos los santos que han existido a lo largo de la historia y a las almas que han superado el purgatorio y se encuentran en las puertas del cielo. 

Al principio, el día se dedicaba exclusivamente a la muerte de un mártir que dio su vida a la obra de Dios. Poco a poco la iglesia fue agrupando a sus mártires en una sola festividad y con el paso de las generaciones. Al final, esta fecha se fue transformando hasta convertirse en el día donde velamos a nuestros seres queridos y los homenajeamos con flores y recuerdos.

Pero la metamorfosis de esta fecha no deja de extenderse por el mundo. Desde hace algunos años, y gracias al continuo flujo cultural que recibimos en la actualidad, estamos aprendiendo otras maneras de celebrar y vivir este día. 

Un claro ejemplo de esto lo encontramos en México, donde la celebración cambia de nombre y en lugar de celebrar el Día de Todos los Santos celebran el Día de Muertos.

Día de todos los santos

Los símbolos más representativos del Día de Muertos es la calavera, llamada “La Catrina”, una figura creada por José Guadalupe Posada y bautizada por el muralista Diego Rivera. 

Es una de las fechas más importantes a nivel nacional y que cada día tiene mayor reconocimiento mundial debido a su increíble colorido, sus flores y sus altares maravillosos.

Este día, muchas personas se maquillan el rostro para que parezca un cráneo y celebran con alegría y exquisitos banquetes la visitas de “los que ya no están en este mundo”.

La otra influencia es “La noche de brujas” o “Halloween”, en versión sajona, que cada vez tiene más aceptación en España y que se celebra en la víspera de Todos los Santos. Viene de Estados Unidos, donde cada año las casas se tiñen de naranja para exhibir su elemento estrella: las calabazas talladas a mano. 

Esta tradición proviene de los celtas, quienes después de tallarlas las convertían en velas y las usaban para espantar a los espíritus que “vagaban por la noche”. 

La fiesta de Halloween es muy popular especialmente entre los niños, quienes se disfrazan y disfrutan del esperado “Truco o Trato”, que consiste en recorrer las casas de los vecinos pidiendo gominolas o dulces. 

Día de todos los santos

La tradición ya es muy popular en nuestro país y cada vez es más común ver en la calle y en los colegios a niños disfrazados. Y no sólo eso, en casi todas las ciudades españolas los bares se decoran con monstruos y calabazas, y por una noche todo gira alrededor de la diversión “más allá de la muerte” que nos ha contagiado la cultura norteamericana con sus famosas series y películas para gritar de miedo (y no tanto).

Pero sea cual sea la tradición que decidamos incorporar, o una mezcla de todas ellas, el Día de Todos los Santos está dedicado a celebrar con alegría la memoria de aquellas personas que ya no están en este plano. 

Es una oportunidad para transmitir a las generaciones venideras, la importancia que tiene enriquecernos de otras influencias y tomar lo mejor de todas ellas para honrar a los vivos y a los muertos.

Desde Good4Good os animamos a intentar cambiar la narrativa de este día, a dejaros envolver por lo que otras culturas tienen para ofrecernos y a agradecer a aquellos que ya no están entre nosotros, con una gran sonrisa.
Feliz noche de brujas. Happy Halloween. Feliz día de los Muertos y de todos los Santos.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Lo más visto

Por qué apostar por innovación en medio de la crisis

Las grandes empresas con sede en la capital madrileña no han reducido su inversión en innovación durante la crisis sanitaria ocasionada por la Covid-19, ni planean hacerlo ahora, 5 meses después del punto más álgido de la pandemia

Lo último