Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Daisugi

El arte sostenible del Daisugi

En medio de la urgencia climática, el Daisugi, una ancestral práctica de poda japonesa, se destaca como un ejemplo de enfoque forestal sostenible. Este método de silvicultura permite la producción de madera de alta calidad sin dañar el árbol original. En este artículo, exploraremos en detalle el Daisugi y su importancia en un mundo amenazado por la deforestación.

El Daisugi es una técnica de producción de madera única que se aplica específicamente al Cryptomeria japonica, una conífera endémica de Japón, conocida como «sugi» en japonés. El término «Daisugi» se traduce como «cedro de plataforma» porque este método involucra la poda de un árbol para que sus troncos se conviertan en una plataforma sobre la cual crece un nuevo tronco que se utilizará para la obtención de madera.

En el pasado, el Daisugi era fundamental para la construcción de templos, edificios, salones del té y la arquitectura residencial japonesa. Actualmente, se emplea la madera de cedro en la fabricación de muebles, suelos y objetos de decoración, y el Daisugi aún se utiliza en jardines ornamentales, habiendo ganado interés entre arquitectos contemporáneos.

El Daisugi en la arquitectura contemporánea

El renombrado arquitecto japonés Kengo Kuma ha incorporado la madera obtenida a través del Daisugi en varias de sus obras, incluyendo el Museo V&A Dundee en Escocia y el Estadio Nacional de Japón en Tokio. Sus construcciones se destacan por su respeto y preservación del equilibrio del entorno natural. Kuma ha sido reconocido por su compromiso con materiales naturales y su profunda conexión con la tradición japonesa.
Por otro lado, el arquitecto japonés Sou Fujimoto ha usado la madera obtenida con la técnica del Daisugi en varias de sus obras, incluido el Pabellón de la Serpentine Gallery de Londres.

Daisugi
Fuente: ArchDaily

Daisugi y la lucha contra la deforestación global

A pesar de su existencia de más de seis siglos, el Daisugi demuestra que las antiguas técnicas de gestión forestal pueden ofrecer una respuesta a la deforestación en un mundo de sobreexplotación. Los bosques no solo son fuentes de vida y oxígeno, sino que también desempeñan un papel esencial en la regulación climática y el almacenamiento de carbono.

Sin embargo, en las últimas décadas, se ha perdido aproximadamente un 15% de la cobertura forestal global, equivalente a la superficie de España, Francia y Portugal combinados. Un informe de WWF en 2021 señala que más de 43 millones de hectáreas de bosque han sido devastadas en los últimos 13 años, con regiones como la Amazonia, África central, el Mekong, Indonesia y la Selva Maya destacando como puntos críticos de la tala indiscriminada.

Daisugi
Fuente: Takumi Ota Photography.

Aunque el Daisugi ya no se utiliza para la producción masiva de madera debido a su larga espera de 20 años para obtener resultados, sigue siendo esencial en jardines ornamentales, donde su belleza estética perdura como un recordatorio de la importancia de preservar nuestras conexiones con la naturaleza en un mundo que demanda soluciones sostenibles.

En la actualidad, la técnica del Daisugi ha sido reconocida como un patrimonio cultural inmaterial de Japón.

Comparte

Únete a nuestra Newsletter​

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.