Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Fuente: Biomitech

El futuro urbano de las ciudades: árboles metálicos que reducen la contaminación

La baja calidad del aire es uno de los principales riesgos para la salud de las personas. Países como India, Pakistán o Bangladesh encabezan el ranking, elaborado por la empresa suiza IqAir, de lugares en los que la calidad del aire es muy perjudicial. Pero no son los únicos países; es por ello que se están creando nuevas iniciativas que ayuden a revertir la situación, como los llamados ‘árboles metálicos del futuro’ o ‘árboles líquidos’.

La contaminación del aire es la presencia en él de agentes químicos, físicos o biológicos que alteran las características naturales de la atmósfera. Las grandes ciudades son un foco de baja calidad del aire, ya que aumenta el rastro de gases de efecto invernadero (GEI) que dejan las actividades humanas cotidianas, lo que conocemos como huella de carbono.

España ocupa el puesto 35 en el ranking de ciudades con el aire más contaminado. Dos ejemplos de ello son Madrid y Barcelona, ambas ciudades destacan porque continúan con ‘niveles elevadísimos y no compatibles con una buena salud’, según el último informe del Observatorio de Sostenibilidad (OS): ‘Calidad del aire en las ciudades 2021’.

A modo de solución, la empresa mexicana BiomiTech ha creado BioUrban, una tecnología pionera en el mundo que permite reducir la huella de carbono y, de esta forma, reducir el calentamiento global. 

¿Cómo funcionan los ‘árboles metálicos del futuro’?

El proyecto consiste en la creación de unas estructuras metálicas de 4 metros de altura, que contienen en su interior unos reactores que funcionan con microalgas. Estos, son capaces de purificar el aire que respiran más de 2.500 personas al día.

Fuente: Biomitech.com

Las torres BioUrban portan algas como elemento biológico pero, ¿Por qué han elegido estas plantas? Las algas son capaces de atrapar y transformar una gran parte del dióxido de carbono. Además, son organismos vivos por lo que no se altera la huella ambiental.

Esta especie absorbe las partículas contaminantes para alimentarse de ellas y, tras el proceso de fotosíntesis, pasan a ser oxígeno y biomasa. Tan sólo uno de estos árboles artificiales limpia entre 40 y 60 toneladas de CO2 al año.

Asimismo, estos aparatos incorporan un sistema de biofiltración de agentes contaminantes atmosféricos que mejoran la calidad del aire. En definitiva, el ecoinvento puede monitorear la calidad del aire y son autosuficientes, pues funcionan con energía solar, es por ello que se le denominan árboles artificiales.

El invento ecológico BioUrban ha sido desarrollado por el mexicano Carlos Monroy Sampieri, un joven biólogo -especializado en algas- que a lo largo de su carrera como innovador ha registrado 5 patentes. La primera de sus creaciones fue un tubo de escape de camión que usaba microalgas para convertir las emisiones en hidrógeno.

BioUrban poblará el centro de las grandes ciudades

El sistema se ha creado como alternativa a la contaminación en grandes ciudades, por lo que está pensado para colocarse en parques públicos, colegios, centros médicos y zonas céntricas muy pobladas.

“Las zonas más contaminantes de las grandes ciudades, estructuralmente no permiten albergar gran cantidad de árboles en sus espacios, y gracias a esta nueva tecnología, se maximiza la captura del CO2 y se mejora la calidad del aire” asegura Francisco Benedito, CEO de la compañía española ClimateTrade.

México reduce sus niveles de contaminación

La tecnología BioUrban ya ha sido puesta a prueba con éxito. El primero de los árboles metálicos diseñados se ha instalado en una de los estados más transitados de México, Puebla. Como resultado, se han reducido los niveles de contaminación de una de las zonas cercanas a la universidad. 

Ahora, ClimateTrade, una entidad española que utiliza la tecnología para la compensación medioambiental de las empresas, ha formado una alianza con BiomiTech para distribuir el dispositivo por España.

De la misma forma, este experimento ya ha sido instalado en Turquía, Colombia y Panamá. Aunque se espera que pueda repoblar el mundo.

Otros modelos del ‘árbol del futuro’

Desde 2019, cuándo la empresa BioUrban comenzó a comercializar su producto, han creado cuatro modelos distintos de estas torres. BioUrban 1.0: de uso interior, BioUrban Cenicero: de uso interior, recibe las colillas de cigarros y las biodegrada, BioUrban 2.0: de uso interior y exterior y BioUrban Industrias: utilizado en diversos tipos de calderas industriales.

Fuente: City Tree / Liquid3

Aunque estamos hablando de una tecnología pionera, existen otras propuestas que de la misma forma ayudan a purificar el aire. Es el caso de ‘City Tree’, un proyecto que la empresa alemana Green City Solutions lanzó en 2015 o ‘Liquid3’ un ‘foto-biorreactor urbano’, desarrollado por un grupo de investigadores de la Universidad de Belgrado.

Tanto el cambio climático como la contaminación del aire son dos factores que empeoran debido a la producción de combustibles fósiles, que incrementan las emisiones de CO2. El mundo necesita revertir el problema ambiental y las instituciones que proponen soluciones inspiradas en la naturaleza, hacen que seamos capaces de llevar adelante una agresiva lucha contra la contaminación.

Comparte

Únete a nuestra Newsletter​

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.