pexels-lukas-296282

El nuevo “finger pad” y la capacidad de cargar la batería con la punta de tus dedos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en google

¿Alguna vez te has preguntado si un humano podría ser capaz de generar energía por sí mismo sin moverse? Un grupo de investigadores de la Universidad de San Diego (California), han creado el “finger pad”, apto para crear energía a partir del sudor generado por la punta de tus dedos. 

Este nuevo utensilio tecnológico fue presentado en el World Economic Forum, dedicado a la innovación en diferentes ámbitos. El invento recoge el sudor para generar la energía suficiente para cargar tu teléfono móvil o reloj inteligente. Se genera la energía a través del cuerpo y, posteriormente, se canaliza en las almohadillas

El revolucionario “finger pad”

Cuando la tecnología se junta con la química, la innovación está asegurada. Dentro del “pad” se encuentran electrodos de carbono rellenos de enzimas, moléculas orgánicas. Esto da como resultado una reacción entre el lactato y el oxígeno en el sudor, lo que conlleva una carga eléctrica. 

Finger pad. Fotografía: World Economic Forum

Llevando la teoría a la práctica, ¿cómo se traduce esto en números? Según los mismos profesionales, con 10 horas de sueño, un humano es capaz de generar 24 horas de potencia para un reloj con su sudor. La almohadilla no representa incomodidad a la hora de realizar las acciones diarias. 

La tecnología presente en el día a día

Cada vez más, la tecnología forma parte de nuestras vidas para conseguir sacar el mayor provecho de la misma de uno u otro modo. De esta manera, los investigadores recalcan que la tecnología “podría llegar a dar la carga necesaria para llenar de energía teléfonos móviles, gafas inteligentes, herramientas de fitness” o diversos aparatos electrónicos. 

La comodidad es la principal característica del novedoso hallazgo. No es necesario realizar ejercicio para generar la energía, ya que no es suficiente. De esta manera, con la adhesión de los mismos a las puntas de los dedos, el ser humano apuesta por energías alternativas y, en ocasiones, menos contaminantes.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Lo más visto

Los jóvenes también son un ejemplo de solidaridad

Durante la Pandemia global los jóvenes han sido tachados de irresponsbles, egoistas e incívicos de forma muy injusta. Los grandes ejemplos de insolidaridad no siempre vienen de los mismos y en todas partes cuecen habas. Los jóvenes logroñeses han dado una lección a toda España. Atentos, todos podemos aprender de ellos.

Lo último