Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
scotland-1386560_1920

Glasgow plantará 10 árboles por habitante en los próximos años para combatir el cambio climático

Glasgow, ciudad que albergará en noviembre la COP26, ha acordado plantar en los próximos años 18 millones de árboles, lo que corresponde a diez por habitante. Estas medidas se proponen como parte del plan de adaptación y mitigación al cambio climático que realiza el propio país. A su vez, es un programa para prevenir el riesgo de olas de calor, tormentas e inundaciones. 

Escocia es uno de los países que lidera el ránking de superficies deforestadas de Europa. Hasta ahora, se había quedado atrasado con respecto a las naciones del continente en planes de reforestación. Es por ello que, ante la necesidad de actuar frente al cambio climático, adoptaron este programa. 

Glasgow y la necesidad de reforestar

Ello viene a raíz de la iniciativa de Clyde Climate Forest (CCF). Con este proyecto se busca aumentar en un 20% la superficie vegetal de Glasgow. Dentro del propio trabajo, se recalca la importancia de este plan en distintas zonas de la ciudad. El propósito principal es el de crear y consolidar bosques en al menos una quinta parte de la superficie rural con el programa de “renaturalización”. Este se llevará a cabo durante la próxima década. 

Ello se asemeja a lo propuesto por la ONU para fomentar la “década de restauración ecológica”. Según la organización internacional, es necesario “renaturalizar” al menos 1.000 millones de hectáreas en el mundo en los próximos diez años. 

Una necesidad para la salud y el bienestar de los habitantes del país. Así lo explica Tim Christophersen, coordinador del programa propuesto por la ONU.  “La restauración ecológica debe verse como una inversión en la infraestructura del país y para el bienestar de sus habitantes”, concluye. 

Combatir el cambio climático, apoyar el medio ambiente

La ayuda económica para llevar el plan a cabo es fundamental. Para compensar los daños causados, la empresa Shell donó cinco millones de libras hace dos años, lo que generó polémica. Es por ello que, el Partido Verde, cuarta fuerza política en Escocia, ha manifestado la utilización abusiva de las plantaciones de árboles como un método de “greenwashing” de las grandes empresas. 

La plantación de árboles puede cumplir diversas tareas medioambientales, tal y como relata Mairi McAllan, secretaria escocesa de Medio Ambiente. “Plantar árboles es una manera de afrontar al mismo tiempo la crisis del clima y la pérdida de biodiversidad”, explica la política de manera contundente.

Comparte

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.