Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

La importancia de donar sangre: un acto que salva vidas

La importancia de donar sangre es tal que marca la diferencia entre la vida y la muerte para muchas personas, por lo que es un acto que salva vidas. Hoy 14 de junio es el Día Mundial del Donante de Sangre y este 2023 el lema “Dona sangre, dona plasma, comparte la vida, compártela frecuentemente” subraya el importante papel de cada persona al donar sangre.

A menudo no somos conscientes de lo esencial que es para el funcionamiento de nuestro organismo y el tratamiento de numerosas enfermedades. El acto de donar sangre es vital para la supervivencia de miles de personas en todo el mundo.

Una de las principales razones por las que la donación de sangre es tan importante es porque no se puede fabricar artificialmente. Aunque la ciencia ha avanzado mucho, aún no se ha conseguido desarrollar un sustituto para la sangre humana.

Este acto de solidaridad salva vidas diariamente, pues hay personas con enfermedades crónicas que requieren transfusiones cada día, tras una intervención quirúrgica, emergencias médicas, personas con anemia, cáncer, problemas de coagulación, quemaduras graves…Estos son muchos de los ejemplos en los que la donación de sangre es vital. 

La sangre donada se divide en tres componentes: glóbulos rojos, plasma y plaquetas. Los cuales tienen distintas aplicaciones médicas. Por ejemplo, los glóbulos rojos se emplean en pacientes con anemia, el plasma se puede utilizar para tratar quemaduras graves y las plaquetas son esenciales para el tratamiento del cáncer.

Beneficios de donar sangre: un acto que salva vidas

Ya conocemos su importancia médica, pero ¿sabías que la donación de sangre también tiene beneficios para los propios donantes? 

  • Al donar sangre, se realiza una evaluación de salud en general, lo que puede ayudarnos a detectar posibles enfermedades. 
  • Regenera la sangre, pues el organismo al detectar que se reduce el nivel del fluido, genera nuevas células.
  • Equilibra los niveles de hierro. Lo ideal es tener alrededor de 5 gramos, pero en muchos casos hay personas que tienen niveles elevados y al donar sangre se consigue reducir un poco el hierro.
  • Mejora el flujo sanguíneo. Algunos hábitos como el consumo de tabaco o el estrés, hacen que nuestra sangre se vuelva más densa y fluya con dificultad. Al donar, favorecemos la circulación de la sangre y, por tanto, se reduce el riesgo de sufrir un ataque al corazón.
  • Produce sensación de satisfacción. Ya que se trata de un acto solidario en el que estamos contribuyendo a salvar vidas.

¿Qué tengo que hacer si quiero donar sangre?

Los requisitos son:

  • Tener más de 18 años y menos de 65 años si no has donado nunca.
  • Pesar más de 50 kilos.
  • Estar sano.
  • Donar sin estar en ayunas.
Foto: Comunidad de Madrid

La donación de sangre es un acto seguro, por eso antes de donar vas a pasar una entrevista médica en la que valorarán tu salud a través de un cuestionario. Después, te tomarán la tensión y comprobarán que tu nivel de hemoglobina (glóbulos rojos) es suficiente para donar sangre.

Hay ocasiones en las que no se puede donar: cuando tomamos medicación, tenemos alguna enfermedad, vamos a realizar un viaje a ciertas zonas o hemos realizado prácticas de riesgo. Por ejemplo, si nos hemos realizado un tatuaje es suficiente con dejar pasar 4 meses.

Si eres apto para donar pasarás a una sala o butaca donde te harán la extracción de sangre. Esto durará unos 5 minutos. La sensación es la misma que en un análisis de sangre pero es recomendable permanecer relajado.

Ya conoces la importancia de donar sangre, un acto que salva vidas. Aquí puedes consultar los puntos de donación en la Comunidad de Madrid.

Andrea López

Comparte

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.