El contenido que cambiará el mundo

tortuga marina

Los esfuerzos por salvar a las tortugas marinas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

Cinco de las Siete especies de tortugas marinas que existen en el mundo se encuentran en peligro de extinción. Te contamos algunas de las medidas que se están tomando para evitar el deterioro de esta criatura.

Un zoológico que libera tortugas marinas

Esta semana, el personal del Zoológico Houston, en Texas, ha viajado a la costa del Golfo de Méjico para liberar tortugas marinas.  El Golfo es el hogar de cinco especies distintas de tortugas (de las siete que existen en el mundo): Tortugas Laúd, Boba, Verde, Carey y bastarda.

Todas estas especies se encuentran amenazadas o en peligro de extinción, pero gracias al esfuerzo colaborativo de protectoras, científicos, ONGs, universidades, y un gran número de voluntarios, la población de tortugas marinas se recupera lentamente. El equipo de veterinarios del zoológico juega un papel fundamental en la conservación de las tortugas marinas: tratan y aportan cuidados a más de 100 tortugas heridas o enfermas cada año.

La rehabilitación de estas especies marinas no es una tarea sencilla. Es tan importante recuperar su salud como que el medio al que vuelvan las esté limpio y libre de desechos humanos que podrían nuevamente amenazar su capacidad para prosperar. Pero el amor por estos animales supera cualquier dificultad: el equipo del zoo se ha comprometido a liderar una limpieza mensual para mantener las playas locales sin desperdicios

Desde 2014, el equipo “leones marinos”, junto con el personal del zoo y otros voluntarios han realizado viajes al embarcadero Surfside para recoger toda la basura posible, incluyendo sedales de pesca. Al quitar estos residuos, aseguran que no lleguen al agua, donde se convertirían en un peligro para las tortugas y otras criaturas marinas. Hasta la fecha, estas limpiezas han permitido el reciclado de 860 kg de residuos, más de una tonelada y media de basura orgánica y ¡210 kg de hilos de pescar!

El equipo de limpieza del Zoo Houston. Fuente: Houston Zoo

Involucrar a la comunidad

El equipo del zoo ha llevado su iniciativa aún más lejos, al asociarse con varias organizaciones locales. Juntos han creado una campaña que incita a los pescadores a salvar a las tortugas marinas, reciclando los sedales que ya no puedan usar en papeleras de reciclaje específicas para ello. Para conseguirlo, han pedido a los pescadores que se fotografíen presumiendo de su reciclaje. Estas fotos son exhibidas públicamente en un tablón de anuncios cerca de la entrada de su lugar de pesca.

Este compromiso es un proceso que ayuda a la comunidad a poner en práctica el nuevo hábito: exponer las fotos de toda la comunidad realizando un comportamiento positivo ayuda a crear un sentido de orgullo, y una nueva identidad para los protectores de las tortugas.


ESPAÑA: innovación y ejemplo

Las costas de nuestro país acogen a dos especies de tortuga marina: la tortuga verde y la boba. Más de 130.000 ejemplares de tortugas marinas son capturados accidentalmente al año sólo en el Mediterráneo, según un estudio elaborado por la Universidad de Pisa.

El ARCA del Mar

Desde el año 2007, el Oceanogràfic de Valencia cuenta con una de las instalaciones más grandes y modernas de todo el mar Mediterráneo, diseñadas para acoger y recuperar animales marinos. Su nombre es ARCA del Mar (Área de Recuperación y Conservación de Animales del Mar), y tiene la capacidad de tratar entre 15 y 20 tortugas al mismo tiempo. Es uno de los mayores centros de Europa para la atención de estos grandes reptiles, un auténtico hospital marino. Con esto consiguen que una buena parte de ellas salgan adelante y vuelvan al mar, con un índice de recuperación del 90%, lo que los convierte en referente mundial de investigación y conservación de estas especies.

Desde su inauguración, han sido curadas y rehabilitadas cerca de 500 tortugas. Además, ARCA se dedica a la cría de ejemplares macho para su liberación en el agua. Debido al cambio climático, el aumento de la temperatura del mar ha creado una descompensación entre el número de machos y hembras de tortuga (predominan las hembras, porque el sexo depende de la temperatura a la que se encuentra el medio donde se ponen los huevos).

Aunque los quelonios son el foco principal de atención, en el centro se atienden también delfines, tiburones y hasta anguilas. 

Una app de alerta en las costas peninsulares

“Caretta a la vista” es un proyecto de divulgación científica que trabaja por la conservación de la tortuga boba. Con este objetivo, han creado una app para que los ciudadanos tengan todas las herramientas para detectar y reconocer un rastro o nido de tortuga marina en nuestras playas, y poder actuar adecuadamente frente a un posible avistamiento de tortuga boba.

Una tortuga boba se acerca al mar desde una playa española.

La app “Caretta a la vista” permite crear alertas cuando se identifica el rastro de tortugas marinas en las playas, lo que activa el protocolo correspondiente. Además, te enseña a identificar rastros y nidos, y a conocer patrullas que trabajan en tu zona y unirte activamente a ellas.

El proyecto de divulgación no se detiene ahí: organizan talleres y charlas divulgativas, exposiciones itinerantes, preparan materiales didácticos, diseñan y exponen cartelería en playas y realizan vídeos divulgativos.

La tortuga boba, en el Mediterráneo, normalmente anida en las costas orientales (Chipre, Grecia, Turquía, etc.). Sin embargo, en los últimos años se han detectado puestas o intentos de puestas en el Mediterráneo occidental, especialmente en costas andaluzas, valencianas, baleares y catalanas.

Y tú, ¿qué puedes hacer?

Te recomendamos que, si vives o planeas tus vacaciones en la costa mediterránea, te bajes la app “Caretta a la vista” para aprender sobre la tortuga boba y estés muy atento a posibles nidos.

Existen varias amenazas que contribuyen al peligro de supervivencia de estos animales. Como comentamos más arriba, el sexo de las tortuguitas depende de la temperatura. El cambio climático produce temperaturas más altas de lo normal en el agua, por lo que nacen solamente hembras. Así, al luchar contra el cambio climático en tu día a día estarás mejorando las posibilidades de supervivencia de las tortugas.

Otro gran peligro para ellas son los desechos plásticos en mares y océanos, ya que suponen una auténtica trampa para este y otros animales marinos: reduce tu consumo de plástico y ayuda en la limpieza de las playas.

Además, y si eres un gran amante de estos reptiles, WWF te ofrece la opción de “adoptar una tortuga marina”, con lo que ayudarás a conservar la biodiversidad de los mares y costas donde viven, promover una gestión pesquera basada en el ecosistema y el consumo sostenible de los recursos marinos, y a crear Reservas Marinas de Interés Pesquero y una red de Áreas Marinas Protegidas.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

La reivindicación como herramienta en nuestra vida cotidiana

La reivindicación ha estado presente desde los inicios de las sociedades hasta hoy en día. Por ello, me parece sorprendente seguir escuchando la frase: “Estos jóvenes protestan por todo”. Y entonces me pregunto: ¿cómo no vamos a hacerlo, si nuestros predecesores no pudieron?

Lo último