El contenido que cambiará el mundo

energías renovables

Seis pasos para un planeta más sano tras la pandemia

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

La agencia de salud de la ONU ha presentado un documento con pasos a seguir para cuidar el planeta después de la pandemia

Toda crisis es una oportunidad de aprender. El coronavirus ha tenido unas consecuencias devastadoras y un costo humano muy elevado, pero también nos ha enseñado lecciones que no debemos olvidar. Según Tedros Adhanom Gebreyesus,  director de la OMS (Organización Mundial de la Salud), “la pandemia nos ha dado una idea de cómo podría ser nuestro mundo si tomáramos los audaces pasos necesarios para frenar el cambio climático y la contaminación del aire”.  

En esta línea, pidiendo aprovechar el momento para avanzar hacia un planeta más verde y saludable, 40 millones de profesionales de la salud mandaron una carta a los líderes de los países del G20. La OMS ha recopilado esas peticiones en un manifiesto con varias recomendaciones:

1. Proteger y preservar la naturaleza

La ONU explica que toda economía depende de una sociedad que, a su vez, depende del entorno natural, “aire, agua y alimentos limpios”. Ciertas prácticas humanas como métodos agrícolas contaminantes o la deforestación no ayudan al cuidado del ambiente natural. Esto afecta de manera directa a los seres humanos, puesto que incluso “aumenta el riesgo de enfermedades infecciosas emergentes”.

Por eso, la organización argumenta que los planes de recuperación tras el coronavirus tienen que ir más allá de la detección temprana de nuevas enfermedades. Para garantizar, la salud de la sociedad se necesita una reducción del impacto de las personas en el medio ambiente.

2. Invertir en servicios esenciales

Algo tan sencillo como lavarse las manos puede protegerte de numerosas enfermedades. Por desgracia, no todo el mundo tiene acceso a un servicio tan básico de higiene como ese. “Un 40% de los hogares no las tienen”, señala el documento de las Naciones Unidas.

3. Impulsar una transición energética

Hoy en día, más de 7 millones de personas al año mueren por exposición a la contaminación del aire. Esto equivale a 1 de cada 8 las muertes en el mundo. “Más del 90% de las personas respiran aire exterior con niveles de contaminación que exceden los valores de referencia de calidad de aire”, señala el portal de la ONU. La mala calidad del aire es el resultado de actividades como la quema de combustibles fósiles.

Pero la alternativa está ahí. Las energías renovables cada vez son más baratas y además son una fuente muy importante de empleo: “Trabajos más numerosos, más seguros y mejor pagados”.

4. Promover sistemas alimentarios saludables y sostenibles

A la hora de hablar de buena salud, es imposible no mencionar una correcta dieta. La falta de acceso a comida o el consumo excesivo de alimentos poco saludables aumentan el riesgo de padecer enfermedades.

Si el mundo pudiera cumplir con las pautas dietéticas marcadas por la Organización Mundial de la Salud, esto salvaría millones de vidas, reduciría el riesgo de enfermedades y reduciría en gran medida las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero

Organización Mundial de la Salud
5. Hacer las ciudades más saludables y habitables

Estos días hemos visto que ciudades como Milán, París, Londres o Madrid han peatonalizado importantes calles para ayudar al distanciamiento social. En las grandes ciudades con densidades de población altas, se debe facilitar la opción del transporte público, a pie o en bicicleta. Esto no solo reduce de manera considerable la contaminación del aire, sino que la actividad física y el movimiento mejora la salud de los ciudadanos.

6. Dejar de financiar la contaminación

En todo el mundo, cada año se invierten 400.000 millones de dólares – aproximadamente – en combustibles fósiles, una actividad muy nociva para el medio ambiente. Si a esa cifra añadimos además los costes por daño a la salud y al medio ambiente que provocan, estaríamos hablando de más de medio billón de dólares por año. Esto es “2000 veces el presupuesto de la Organización Mundial de la Salud”, se apunta en la página de la ONU.

La organización comenta que si el precio de los combustibles contaminantes fuera acorde a los daños que causan, se reducirían las muertes por contaminación a la mitad, disminuirán los gases de efecto invernadero y el PIB mundial subiría sobre un 4%.

Un movimiento global con beneficios para todos, también para nuestros bolsillos

Reconstruir mejor significa reconstruir de manera más ecológica

Tedros Adhanom Gebreyesus

El coronavirus ha demostrado que la unión hace la fuerza. Para frenar el cambio climático y conservar el planeta saludable, los países deben trabajar unidos. Después de la pandemia, las personas estarán a favor de medidas que protejan su salud, pese a que puedan ser políticas difíciles, señala el portal. Tedros Adhanom Gebreyesus afirma que “reconstruir mejor significa reconstruir de manera más ecológica”.

Estas medidas pueden tener además efectos positivos en la economía. Por ejemplo, cada dólar invertido en la Ley de Aire Limpio en EEUU ha generado 30 dólares de beneficio para los ciudadanos por la mejora del aire y, en consecuencia, de su salud.          

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último