worm-s-eye-view-architectural-photography-of-high-rise-233698

Los ‘must’ que todo joven pide al buscar trabajo

Con la llegada de los más jóvenes, las largas jornadas de trabajo con el único objetivo de obtener un salario más alto a final de mes y alcanzar un nivel de vida más alto han quedado en el pasado
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

El relevo generacional que se está produciendo en el mundo laboral con la jubilación de los baby boomers ha evidenciado un cambio de paradigma en la concepción del empelo. Los jóvenes tienen una visión de la vida muy diferente a la que tenían sus antecesores. Para muchos de ellos, el trabajo es el sustento que les tiene que permitir vivir de manera autónoma e independiente, pero sin tener que sacrificar por ello su crecimiento personal y su libertad. Ahora, los jóvenes priorizan su bienestar por encima de todo.

Prefieren tener un trabajo que esté relacionado con sus pasiones y sus hobbies. Se trata de una generación que tiene los objetivos muy claros para su carrera profesional. Esto, en muchas ocasiones, hace que se conviertan en grandes emprendedores. De hecho, un 55% de los jóvenes pertenecientes a la generación Z está interesado en crear su propia empresa, según datos de la empresa especialista en branding o “marca personal” Universum. Por su parte, los jóvenes que deciden trabajar para una empresa buscan un trabajo estable que les permita aprender y crecer profesionalmente.

¿Qué tipo de empresas buscan los jóvenes?

Los millennials y la generación Z han crecido con la revolución tecnológica, un hecho que ha determinado una nueva manera de entender el trabajo. La tecnología es algo que ha evolucionado con ellos y trabajar de manera simultánea con diferentes pantallas (multitask) no les supone ningún problema. Se adaptan con facilidad a los cambios y están dispuestos a trabajar desde cualquier lugar y en cualquier franja horaria.

Sin embargo, una de las condiciones principales para aceptar el trabajo es tener tiempo para otras actividades. Valoran mucho la flexibilidad de la empresa. Un estudio llevado a cabo por la consultora Sparks & Honey expone que, por ejemplo, un 26% de jóvenes se dedica al voluntariado. Según el IMF Business, este lado altruista se debe a que han nacido en plena época de crisis y recesión y esto les ha hecho ser más solidarios.

Otra característica que valoran de forma positiva es la posibilidad de teletrabajar. Según un estudio realizado por la consultora PwC entre sus empleados, ya en 2013, la mayoría de jóvenes concebía el trabajo como una ocupación y no como un lugar.

Junto a ello, la posibilidad de seguir formándose y un buen ambiente laboral son considerados aspectos esenciales. En el estudio, también se subrayaban como factores importantes el prestigio de la entidad que los contrata a nivel social y lo que esta aspira a aportar a la sociedad. Según Sparks & Honey, 6 de cada 10 jóvenes quieren contribuir a generar un cambio positivo en el mundo.

Apoyan que las empresas creen entornos de trabajo participativos y colaborativos, en los que la comunicación entre compañeros y directivos se de cara a cara y no de manera impersonal a través de vías electrónicas, según afirma el estudio La Generación Z en el lugar de trabajo elaborado por Job Today en 2018. Paralelamente, ven el trabajo en equipo como un punto fuerte que aumenta el rendimiento y la motivación de los trabajadores frente a la tradicional competitividad entre compañeros. Además, hoy en día, los jóvenes buscan difuminar el perfil clásico de los jefes, sustituyendo su figura por líderes cercanos y transparentes, que escuchen a sus trabajadores y les proporcionen feedbacks frecuentes acerca de sus tareas.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último