organic-sweet-apricots-in-cotton-sack-placed-on-table-4397921

4 trucos para reducir el consumo de plástico en un mes

Millones de personas en todo el mundo se unen al reto "Plastic Free July" para reducir el uso de plástico en el mes de julio
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

Con la llegada del mes de julio, muchas personas comienzan el reto de reducir su consumo de plástico propuesto por la campaña “Plastic Free July”. Esta iniciativa, que se repite cada verano, comenzó en 2011 en Australia. Desde entonces, el reto ha ido creciendo y cada año son más los que se suman: este año se esperan 250 millones de participantes. Está considerada una de las campañas medioambientales más influyentes a nivel mundial.

Una de las razones del éxito de esta campaña es sin duda su corta duración. Eliminar por completo el plástico de nuestras vidas diarias es una tarea que puede resultar en un comienzo complicada y puede desmotivar a muchos. Si lo pensamos detenidamente, el plástico es todavía un elemento muy presente en nuestro día a día. El simple hecho de pensar que el reto dura solo un mes, hace que el compromiso sea mucho más accesible. Esto hace que muchos se animen a probar a llevar una vida sin plástico. Para cuando acaba el mes, los participantes no solo han visto que es posible, sino que muchos de los cambios que realizan durante ese mes se quedan ya para siempre en su rutina.

A esta razón se suma otra no menos importante: el sentimiento de comunidad. Pensar que en todo el mundo hay millones de personas comprometidas al mismo tiempo por una misma causa es muy alentador. Gracias a las RRSS, no es necesario conocer a nadie de tu entorno para poder comentar tus avances, puedes hablarlos con una gran comunidad online.

Las plataformas online pueden servir también para buscar inspiración. Podemos enterarnos de los trucos que otros usuarios siguen para lograr el reto. Aquí van cuatro de esos consejos:

Empezar con una única cosa:

Este reto te enseñará que eliminar todo el plástico de tu vida de golpe es muy difícil. Hacerlo de manera lenta y progresiva te lo pondrá mucho más fácil. Si quieres entrenarte para el próximo año, comienza tachando de tu lista de la compra productos como botellas de agua de plástico, toallitas desmaquillantes o pajitas. Si ves que progresas, pasa al siguiente nivel. Así, cada mes. Para cuando llegue el próximo mes de julio, te será todo mucho más fácil y podrás abandonar por completo el plástico.

Cógele el gusto a lo casero:

Una parte importante del reto es comenzar a hacer productos caseros. Por ejemplo, dejar atrás las comidas preparadas y ponerte manos a la obra en tu cocina hará mucho más fácil la reducción de plásticos. Lo primero es perderle el miedo. Según Bea Johnson, fundadora del movimiento Zero Waste, que algunos influencers suban fotos de DIY con cosas tan perfectas nos lleva a verlo como algo imposible. Nuestros productos caseros no deben verse perfectos para Instagram, deben ser útiles o, en el caso de ser comida, sabrosos.

Apuesta por productos reutilizables / libres de plástico:

Comprar no suele ser una solución para luchar contra el cambio climático. Pero hay una excepción: el consumo que va orientado a conseguir productos como botellas de agua reutilizables.

Piensa en tu ropa:

Al pensar en este tipo de campañas, muchas veces nos olvidamos de la ropa. Las prendas de vestir sintéticas son una fuente muy importante de contaminación por plástico. Las microscópicas fibras que se desprenden de ellas al lavarlas son demasiado pequeñas para ser filtradas y muchas acaban en vías fluviales, suministras de agua potable o en los vientres de animales que las han ingerido. La próxima vez que vayas de compras, busca ropa con fibras naturales.

Un consejo extra:

Este año hay un producto que se ha vuelto esencial y del que no vamos a poder prescindir en bastante tiempo: las mascarillas. Ya que su uso es necesario, sé responsable a la hora de deshacerte de una de ellas.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Joker: una vacuna catártica

Joker es una historia bien contada, es una película que me ha sorprendido por la calidad del conjunto, por el trabajo bien hecho.

La reivindicación como herramienta en nuestra vida cotidiana

La reivindicación ha estado presente desde los inicios de las sociedades hasta hoy en día. Por ello, me parece sorprendente seguir escuchando la frase: “Estos jóvenes protestan por todo”. Y entonces me pregunto: ¿cómo no vamos a hacerlo, si nuestros predecesores no pudieron?

Lo último

8 - Trabajo decente y crecimiento económico

The Stunt Double: la prueba de que se puede hacer cine con un móvil

El director de cine Damien Chazelle no se ha quedado cruzado de brazos esperando a que Hollywood reanime tras el parón del Coronavirus. Junto a Apple ha lanzado un cortometraje rodado con una relación de aspecto vertical. Un paso más para empezar a asumir este formato como válido para el cine.

Leer Más >>