El contenido que cambiará el mundo

pexels-photomix-company-242492 (1)

5 consejos con los que prevenir la obsesión por la información

Vivimos en la era de la información y somos conscientes de que un conocimiento profundo del mundo al que nos enfrentamos puede ser vital para sobrevivir. Sin embargo, el exceso de información nos puede volver paranoicos y amargarnos. Sobre todo cuando el tono de la información es negativo.
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

La información es poder. Pero debemos tener cuidado, ya que su exceso y la obsesión por ella, nos puede llevar hacia el malestar físico y mental. El doomscrolling es el nombre que se le ha otorgado a este fenómeno. Es un concepto que literalmente significa desplazarse hacia la fatalidad. Hacer scroll o escrolear, es la acción de desplazarte descendiendo en un página web o una red social o en internet. La forma lógica en la que se organiza la información, y a la que todos nos hemos acostumbrado, es jerárquica y se despliega en un formato vertical. Sin embargo, todos sabemos que descendiendo en nuestro montón de información podemos encontrar cosas realmente interesantes. Así surge la dependencia de la información.

¿Quién no se ha levantado durante la peor etapa de la pandemia, se ha lavado la cara y se ha preparado el café mientras se nutría de malas noticias? Igual que el desayuno resulta ser indispensable, nuestra dosis de noticias lo es también.

Hay una cuestión básica en la sociedad relacionada con la información: la buena noticia no genera tanta audiencia como la mala. Somos así, nos persuade y nos incita el morbo. Pero además de la insensibilización como consecuencia negativa, también nos puede llegar a afectar en nuestro ánimo. Podemos llegar a sentirnos paranoicos e inseguros. Conocer la realidad que te rodea siempre es necesario, pero obsesionarse con ella tampoco es lo más adecuado.

Es biología pura. Nuestro cerebro busca amenazas a las que poder anticiparnos. Nuestro lado animal sigue despierto en pos de la supervivencia. Cuando éramos primates nuestras amenazas se identificaban con depredadores y elementos del mundo real que podían hacernos daño. Sobrevivimos y evolucionamos.

Hoy las amenazas a las que nos enfrentamos suelen ser muy distintas. Algo que nos impida ejecutar nuestros planes, principalmente. Y la certidumbre llega a través de la información, por eso dependemos tanto de ella. 

La pandemia informativa

La Covid-19 no nos está dando respiro. Estamos de nuevo ante las cuerdas, frente a un rival aún desconocido y poderoso. Seguro que acabamos todos venciéndolo. Pero debemos usar el sentido común y ser responsables.

El fenómeno no era nuevo. Pero el confinamiento que hemos sufrimos y que, en el peor de los casos, quizás suframos de nuevo, ha hecho que el doomscrolling se convierta en otra pandemia.

En G4G queremos preveniros con unos pocos consejos para evitar la desesperación ante un aluvión de malas noticias:

Timeline

Siempre está bien dosificar el tiempo de una manera organizada. Es cierto que durante la pandemia, nuestra percepción del tiempo varió y nuestras rutinas pudieron verse afectadas. Pero debemos mantenernos con los pies en la tierra y usar, de nuevo, el sentido común. No es bueno echar muchas horas consumiendo información, al igual que no es bueno hacerlo delante de cualquier otra pantalla.

Conoce la fuente

Al igual que desconfiamos de la posible información que nos pueda dar un desconocido, también debemos desconfiar de la información que nos encontremos en la web. Podemos confiar en un presentador de noticias, en un familiar o en un amigo. Del mismo modo, debemos desconfiar de fuentes online y de su información cuando no las conozcamos.

Enfocar para controlar

Cuando vas a realizar la compra no vas porque sí. Sin un rumbo fijo ni una intención. No vas a ver que te encuentras. Del mismo modo, puedes y debes entrar en la web y navegar por todos esos portales de noticias sabiendo lo que quieres obtener. No es recomendable deambular sin rumbo, porque en internet nunca sabes dónde puedes acabar. 

Distracciones analógicas

Nuestro mundo dista mucho de estar vinculado a una sola pantalla, hay mucho más ahí fuera. Es cierto que, como nativos digitales que somos, sabemos que necesitamos el vínculo digital. Pero hay otras muchas opciones a las que podemos acudir. Ya sea, ejercitarse física y mentalmente, leer un libro o aprender un hobby.

Visita Good4Good

Siempre puedes contrarrestar el efecto del constante bombardeo de información negativas accediendo a Good4Good. Nuestra filosofía es dar a conocer lo más positivo de los malos momentos a los que nos podamos enfrentar. 

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último

10 - Reducción de las desigualdades

La soledad compartida y una vida precaria en el cine social de Belén Funes

El cine social llega muy lejos. Tiene el poder, si está bien hecho, de hacerte empatizar con las personas más ajenas a ti. Irene Merino nos muestra “La hija de un ladrón”, de Belén Funes. Soledad, precariedad y supervivencia son los temas del film. Hoy en día, y por desgracia, más cerca de lo que creemos.

Leer Más >>
12 - Producción y Consumo responsables

Benja de la Rosa, la muestra más fantástica de la cultura segura

El coronavirus ha causado estragos en la sociedad. Muchos negocios han tenido que cerrar sus puertas y otros muchos se han visto entre la espada y la pared. La reinvención está a la orden del día en este mundo incierto. Un claro ejemplo es el teatro, ¿es seguro disfrutar de una obra de teatro

Leer Más >>