Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
La memoria ecológica de los corales

La memoria ecológica de los corales

Investigaciones científicas han revelado que algunas especies de coral poseen una
sorprendente capacidad para ser resilientes ante las olas de calor marinas. Este
descubrimiento, desarrollado por científicos de la Universidad Estatal de Oregón,
sugiere que esta “resiliencia” está relacionada con la llamada «memoria ecológica», la
cual estaría vinculada a las comunidades microbianas que habitan entre los corales.

El calentamiento oceánico para los arrecifes de coral

Los arrecifes de coral, fundamentales para el ecosistema marino, enfrentan una
alarmante disminución a nivel global debido al calentamiento oceánico. Como
holobiontes, entidades formadas por la asociación de diferentes especies que se
convierten en una unidad ecológica, compuestos por corales y diversos
microorganismos, estos organismos se encuentran amenazados durante las olas de
calor marinas cada vez más frecuentes. La investigación sobre la conservación de los
corales se centra en comprender cómo estos organismos resisten estas perturbaciones
crónicas. Se han identificado diversos mecanismos de adaptación, como cambios en la
expresión génica, respuestas inmunológicas y adaptaciones fisiológicas, así como
interacciones con los simbiontes correspondientes.

El estudio, publicado en Global Change Biology, cobra relevancia al destacar que los
arrecifes de coral, aunque ocupan menos del uno por ciento del océano, alberga casi
una cuarta parte de todas las especies marinas conocidas. Estos ecosistemas juegan un
papel fundamental en la regulación de los niveles de dióxido de carbono en el mar y son
una fuente esencial para la investigación científica en búsqueda de nuevos
medicamentos.

El papel crucial de los Microbiomas de coral

El calentamiento oceánico, amenaza directa para los arrecifes, está afectando las
relaciones entre los corales y sus microbios, lo que representa un riesgo para su
supervivencia. Sin embargo, el estudio identificó que Acropora retusa, una especie de
coral predominante en el arrecife de Mo’orea, en la Polinesia Francesa, demuestra una
sorprendente respuesta de memoria ecológica ante las olas de calor, donde el
microbioma parece jugar un papel crucial.

Después de cinco años de investigación en la costa norte de Mo’orea, el equipo
científico tuvo una oportunidad excepcional para estudiar la respuesta a las olas de
calor. En 2010, un evento devastador, combinado con la presencia de una estrella de
mar corona de espinas (Acanthaster planci) y un ciclón, afectó más del 99% de los
corales. Luego, en 2016 y 2017, se registraron eventos de menor magnitud. Sin
embargo, entre diciembre de 2018 y julio de 2019, se experimentó la ola de calor
marina más severa, seguida por otra en 2020.

El futuro de la conservación de los corales

Las investigaciones sugieren que ciertos tipos de corales poseen la capacidad de
recordar exposiciones previas a olas de calor, tienen memoria ecológica, lo que les permite mantener un nivel de salud más elevado durante eventos posteriores.

Esta capacidad se ha observado en los corales coliflor del género Pocillopora, quienes lograron recuperarse a pesar de enfrentar repetidas olas de calor.

Estos descubrimientos subrayan la importancia de comprender y preservar los
microbiomas de los corales, ya que desempeñan un papel fundamental en la adaptación
y supervivencia de estos organismos frente a la creciente amenaza representada por las
olas de calor marinas. Proteger y fomentar la salud de los microbiomas coralinos podría
ser la clave para fortalecer la resistencia de los corales ante estos eventos estresantes y
preservar la integridad de los ecosistemas de arrecifes de coral, tan vitales para la
biodiversidad marina.

Comparte

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.