carrera vacunas

La OMS lanza una iniciativa para universalizar la disponibilidad de vacunas contra el virus

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

La idea del presidente de Costa Rica germinó con el apoyo de la OMS, y se materializó este viernes en una plataforma de intercambio para que vacunas, pruebas, tratamientos y tecnologías contra el coronavirus sean accesibles para todas las regiones. 

Más de 30 países se han unido a la iniciativa, que busca particularmente acelerar el descubrimiento de vacunas y medicamentos efectivos contra el COVID-19 a través de la apertura de resultados de investigaciones científicas. 

La pandemia global ha afectado a la vida de todas las personas, y es una oportunidad para demostrar que es posible aunar esfuerzos por un bien común: frenar el virus. El Fondo de Acceso a la Tecnología (C-ATP) representa justamente esa unión para el beneficio de todos y todas. 

“El reservorio de acceso a la tecnología COVID-19 garantizará que la ciencia más reciente y mejor beneficie a toda la humanidad. Las vacunas, pruebas, diagnósticos, tratamientos y otras herramientas clave en la respuesta al coronavirus deben estar disponibles universalmente como bienes públicos mundiales”, expresó el presidente costarricense durante el lanzamiento de la iniciativa.

La solidaridad y la colaboración son esenciales para superar el COVID-19, así lo recordó el director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Gebreyesus:

“Basado en una ciencia sólida y una colaboración abierta, esta plataforma de intercambio de información ayudará a proporcionar un acceso equitativo a las tecnologías que salvan vidas en todo el mundo”

Si bien es una plataforma voluntaria basada exclusivamente en la solidaridad social, se trata al mismo tiempo de una oportunidad abierta para que el conocimiento científico encaminado a la mejora de la salud de las personas sea compartido y difundido. El método científico se fundamenta justamente en esa apertura: se formulan teorías siempre fundadas en conocimiento previo, en teorías ya existentes. Es decir: se necesita conocer el trabajo previo en determinado campo para seguir avanzando.

Hoy, cuando decenas de laboratorios trabajan en busca de vacunas, es necesario compartir los descubrimientos y la información recogida, para llegar cuanto antes a una solución conjunta. Esta es una manera de acelerar el fin de la pandemia y de crear una nueva normalidad, en la que el conocimiento y la propiedad intelectual científica se reparta de forma equitativa.

El Fondo tiene el objetivo de acelerar el descubrimiento de métodos y tecnologías efectivas contra el virus, pero también pretende, gracias al flujo y disponibilidad de información, garantizar que los productos de salud tengan un mayor acceso, rápido y equitativo.

La plataforma está inspirada en otro fondo similar, ya existente: el Fondo de Patentes de Medicamentos para ampliar el acceso a los tratamientos para el VIH y la hepatitis C. Es un ejemplo a seguir, que resalta que las personas deben ser siempre prioritarias frente a las patentes comerciales, a pesar de que estas últimas desempeñan un papel importante a la hora de impulsar la innovación médica.

Los descubrimientos para frenar el virus son un bien público global: la base para frenar la pandemia es la solidaridad.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último