cdc-_zFRhU7jqzc-unsplash

Las vacunas contra la COVID-19 se desarrollan en un tiempo récord

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

El pasado 2 de diciembre, la Agencia Reguladora de Productos Sanitarios y Médicos del Reino Unido aprobó la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech contra la Covid-19. El país anglosajón espera comenzar con la campaña de vacunación antes de acabar el año. Por su parte, la UE tiene previsto aprobarla el próximo 29 de diciembre, por lo que las primeras vacunas estarían listas para administrarse en España a partir de 2021.  

El desarrollo de estas primeras vacunas se ha logrado en un tiempo récord. La carrera por obtener las primeras dosis comenzó hace apenas unos meses. Son muchos los proyectos que han arrojado resultados esperanzadores, destacando las americanas Moderna y Pfizer, así como la de la Universidad de Oxford y AstraZeneca. La rusa Sputnik V también se encuentra en la fase III de ensayos clínicos y el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, ha ordenado el inicio de la vacunación masiva de la población a partir de la próxima semana. 

Las vacunas se presentan como el arma definitiva para superar la pandemia. Sin embargo, el distanciamiento social y las limitaciones de movilidad siguen siendo las herramientas más eficaces de las que disponemos para limitar la expansión del virus. Como recordó el ministro Illa el pasado día 2,  diciembre y las Navidades son un momento “crítico”, por lo que ha pedido a la población actuar con “cabeza y prudencia”. 

Un método innovador 

Tradicionalmente, los primeros prototipos de vacunas suelen tardar en desarrollarse entre 5 y 10 años. El caso de las vacunas frente al covid marca un hito histórico, ya que las primeras estarán disponibles con apenas 8 meses de investigación. Es importante recalcar que estos avances se han logrado sin poner en riesgo la seguridad de las mismas. Se han seguido todos los protocolos de seguridad y calidad marcados por las instituciones competentes. Esto es clave frente a una vacunación masiva de la población sin precedentes. 

La evolución de la tecnología y de la investigación científica también han sido cruciales. Así como el aumento de la financiación provocado por el momento histórico que atravesamos. 

2 de los proyectos usan un método innovador. Las vacunas desarrolladas por Pfifer/BioNTech y Moderna se basan en el método ARNm. Estas contienen material del virus que causa el COVID-19, que instruye a nuestras células para crear una proteína inocua que es exclusiva del virus. Nuestro organismo al no reconocer esta proteína crean linfocitos T y B que combatirán la infección si enfermamos. Esto es algo que se conoce como vacunas génicas. La técnica que permite estos resultados empezó a desarrollarse en los años 90, pero ha dado un salto cualitativo en los últimos 15 años. 

Este método es diferente al utilizado por la rusa Sputnik V o la desarrollada por Oxford. Sus proyectos se basan en inocular en nuestro cuerpo una versión debilitada del virus vivo para que nuestro organismo produzca anticuerpos. 

La concienciación es también una vacuna

Como comentamos anteriormente, la concienciación de la población es primordial para la efectividad de la vacuna. Continuar extremando las medidas de precaución es vital para salir de la pandemia. También la confianza que la ciudadanía tienen en los avances científicos y las instituciones. 

En los últimos meses hemos observado como una corriente reaccionaria se ha ido desarrollando por todo el mundo. Los llamados antivacunas han ido ganando protagonismo, llenando las calles de las principales ciudades europeas. Esto no solo supone un riesgo por la actual situación en la que nos encontramos, sino que propaga otro virus: el de la desinformación. 

Por ello tiene una importancia capital mantener la confianza de la mayoría de la población siguiendo todos los pasos adecuados en la validación de la vacuna. De esta manera se aseguran los niveles de calidad y seguridad necesarios para una difusión y aplicación masiva del fármaco. Algo que ayudaría a acabar con esta crisis sanitaria, económica y social en la que nos encontramos. 

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último