record cría de flamencos

Los flamencos del Delta del Ebro rompen un récord histórico de cría

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

La colonia de flamencos del Parque Natural del Delta del Ebro consta de 4.303 parejas. Esta temporada, han logrado un récord histórico desde que, en 1992, comenzaron a criar en este lugar.

Al contrario que otros animales, ninguna especie de flamencos se encuentra ahora mismo en peligro de extinción. Un récord de crías es una buena noticia para los investigadores que temen una reducción significativa de estas aves. Debido a la crisis climática, en un futuro no muy lejano, podrían sufrir estragos.

Los flamencos, sin embargo, han conseguido sorprendernos en más de una ocasión. Hace casi un siglo, en 1924, el flamenco de James se creía extinto. Sin embargo, en 1957 fueron descubiertos viviendo en la Cordillera de los Andes y a lo largo de las zonas de Chile en grandes cantidades.

A pesar de este récord histórico de cría, debido a la pandemia, no se llevará a cabo el anillamiento de los polluelos en el Delta. Se trata de una actividad científica que requiere la participación de unas 250 personas, entre técnicos y voluntarios. Además, supone reuniones en lugares cerrados y transporte para acceder a las zonas de anillamiento. Por eso, Oriol Baltà, Instituto Catalán de Ornitología, declaró a EFEverde que estas características del anillamiento “hacen que en el escenario de crisis sanitaria ocasionada por la Covidn-19 no sea aconsejable su realización”.

Desde el instituto, esperan que el próximo año pueda reanudarse con total normalidad el anillamiento de flamencos.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

La batalla eterna del individualismo frente a la sociedad en el cine independiente

¿Cómo son las personas que se alejan del mundanal ruido de la sociedad y se acercan a la vida individual y ajena al mundo? ¿Buscan refugio? ¿Amparo encontrándose a sí mismos? En la base, son personas renunciando a su colectividad y centrándose en su individualidad. ¿Es esto sano para el planeta? Nuestra nueva colaboradora de Good4Good, Irene Merino busca vestigios de estas personalidades en el cine.

Lo último