Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Perfect Days: el hombre estoico Fuente: MASTER MIND LIMITED

Perfect Days: el hombre estoico

‘Perfect Days’ la nueva película de Wim Wenders, coescrita por él mismo junto al escritor y director
Takuma Takasaki, es un estudio de un personaje agridulce y “singularmente zen”.

Casi cuatro décadas después, el director alemán vuelve a Tokio, brindándonos lo que
muchos consideran su mejor obra en años. A través de la figura de Hirayama, un
estoico limpiador de lavabos públicos, la película desentraña la búsqueda de equilibrio
interior en un mundo pre-digitalizado. La interpretación magistral de Kôji Yakusho
impide que Hirayama caiga en estereotipos occidentales o en la excesiva nostalgia de
tiempos pasados.

En el núcleo de la trama, encontramos a un hombre que desafía las convenciones
trabajando como limpiador de baños públicos en Tokio. Estos días perfectos se tejen
con excepcional tranquilidad, marcados por un trabajo en paz, ritmos pausados y el
deleite en pequeños placeres, como la lectura de un libro o escuchar música en casetes.
Aunque la trama incluye elementos como ayudantes que vienen y van, una nieta que
visita al protagonista y misterios sobre su pasado, el enfoque recae en estos días
soleados y magníficos, desafiando percepciones sobre la belleza en lo aparentemente
ordinario.

Fuente: Master mind limited

La belleza en la simplicidad

«Perfect Days» es, probablemente, la mejor película de Wim Wenders. En 120 minutos nos enamora de esta vida aparentemente despojada de todo, pero en realidad depurada de lo superfluo, donde triunfa el ideal del bien común. A pesar de las dificultades, problemas por resolver y personajes negativos, lo que más destaca es el cuidado de algo que pertenece a todos, representado de la manera menos esperada, a través de la limpieza de baños.

En última instancia, la obra invita a una reflexión más profunda sobre la relación entre la simplicidad, la humildad y la autenticidad en el cine contemporáneo, desafiando a los espectadores a cuestionar si la película logra capturar la esencia de la vida cotidiana o cae en la trampa de la idealización superficial.

A un nivel más profundo, existe una pasión por la posibilidad de capturar una ciudad, sus ritmos y la identidad que puede existir entre el espíritu de ese entorno urbano y el de los personajes que lo habitan. Wenders encuentra la historia japonesa, capturando Japón, sus armonías, su gusto estético, el cuidado y la precisión. Todo está presente tanto en el personaje como en lo que lo rodea.

Fuente: Master mind limited

Con toda probabilidad, esta es su película más exitosa y la de mayor alcance de audiencia hasta ahora. No es casualidad que Japón la haya elegido como su representante para el Oscar a la Mejor Película Extranjera, y es una de las favoritas para alzarse con la anhelada estatuilla.

¡Hasta el próximo Día del Espectador!

Nathalia Manzo.

Comparte

Únete a nuestra Newsletter​

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.