tiempo para ti sociable

Hacer tiempo para ti te vuelve más sociable: te contamos cómo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

La presión de salir de casa y “socializar”, sobre todo después de meses en confinamiento, puede afectar a muchas personas. En particular a quienes tienden a la introversión. Cuando quizás lo único que te apetece es tiempo para ti, quedarte en casa a leer un libro o ver una serie: el móvil vibra (si aguantas mejor el estrés, quizás suena). Entonces, te arrastras a esa reunión social por pura obligación.

“La presión por salir y ser más feliz puede llevar a la gente a pensar que una orientación interna es un problema, en lugar de una oportunidad” Dr. Laurie Helgoe

Quedar con amigos y conocidos debería ser siempre un placer. Es más, aprender a desechar esa presión, a “hibernar” cuando el cuerpo y la mente lo piden, permite que te vuelvas más sociable. No hay nada de malo en pasar tiempo a solas: conocerte y disfrutar de ti mismo es una de las actividades más enriquecedoras que puedes llevar a cabo.

Comprometerse, pero no con los demás

Es posible que no quieras que tus amigos se sientan “decepcionados” por ser la única persona que no se apunta al plan. O, peor aún, que sientas miedo y pienses que, si dices que no, dejarán de contar contigo. Y es posible también que, si la que te impulsa a decir que no es la pereza, una vez estás con tu grupo agradezcas haber tomado esa decisión. Pero, muchas veces, lo que ocurre es que nos convertimos en un ente gris que descarga energía negativa. Y encima, lo hace con la actitud de “mis amigos/ familia/ compañeros de curro deberían agradecerme por estar aquí”. Cuando probablemente lo único que hacemos en estas reuniones es jugar con el móvil mientras la gente a nuestro alrededor baila, conversa, se divierte.

Tendemos a cerrar compromisos con los demás que nos parecen ineludibles. Y la sociedad, en general, lo acepta. Una excusa perfecta para no asistir a cualquier tipo de reunión es: “he quedado con mi madre/ cliente/ primo/ abuela/ amigo de la infancia/ abogado/ doctor/ sustiúyase por cualquier otro”. Eso sí, si llevas todo el día pensando en el placer que te proporcionará pasar una tarde totalmente a solas (no importa haciendo qué: bailando, cocinando, meditando, escribiendo o mirando el techo), la excusa parece debilitarse. “He quedado conmigo mismo o conmigo misma” no parece tener aún el peso del compromiso. Y esto es un error; debemos otorgárselo: porque el mayor compromiso tiene que establecerse, primero, contigo. 

Si eres extrovertido/a y crees que todo esto ni te va ni te viene

Pero, incluso si eres alguien extrovertido, te recomendamos que encuentres estos momentos para ti. Por un lado, te ayudarán a que converses, por una vez, con tu propia mente. A conocerte mejor. Por otro, te permitirán empatizar un poco más con las personas introvertidas. 

Es más, esos momentos de soledad (aunque te exijan lo contrario) te ayudarán a motivar a los demás a que hagan lo mismo. La próxima vez que un colega te diga que no puede verte, porque quiere hacer algo solo, no intentes forzarlo. Al revés, anímalo a que se quede en casa, y una vez os veáis, contarás con toda su atención.

Personas introvertidas: el tiempo para ti

No, no hablamos de timidez ni de carisma. Hablamos de personas con un mundo interior muy rico. No son inseguras por pensar antes de hablar, ni tímidas por querer estar solas.

La doctora en psicología Laurie Helgoe,  afirma en su libro Introvert Power: why your inner life is your hidden strength: “Las personas introvertidas ganan energía y poder a través de la reflexión y la soledad. Nuestra cultura, sin embargo, tiende a celebrar la extroversión”. Por lo tanto, para ellas, este tiempo a solas es una necesidad vital. Dependiendo de cada una, las horas diarias que necesitan para sí mismas varían. 

No estamos diciendo que evites todo contacto humano siempre que puedas. Lejos de esto, queremos que aceptes y des la bienvenida a tu naturaleza. Y afirmamos que dedicar tiempo para ti hará que, en otros momentos, puedas disfrutar de tus amistades y familia como merecen. 

BERNARDA PARODI

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último