Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
pexels-photo-2280549

Un estudio de la universidad de Harvard encuentra el posible desencadenante de la Esclerosis Múltiple: El virus que causa la Mononucleosis.

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard descubre que el virus del Epstein-Barr (VEB), causante de la mononucleosis o “enfermedad del beso”, multiplica por 32 las posibilidades de contraer Esclerosis Múltiple en el futuro. 

El equipo de la Escuela Chan de Salud Pública de dicha universidad ha llevado a cabo durante dos décadas un exhaustivo seguimiento a 10 millones de militares estadounidenses.  Esto ha permitido que los investigadores hayan encontrado al fin una evidencia convincente de causalidad, tras años sospechando que, efectivamente, podía ser el virus de la mononucleosis el causante de la Esclerosis Múltiple.

Alberto Ascherio, epidemiólogo italiano y principal autor de este estudio que se publicará en la revista “Science”, ha asegurado que este podría ser un gran paso para encontrar una cura a la enfermedad.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad neurológica degenerativa y autoinmune que suele aparecer entre los 20 y los 40 años y afecta a 2,8 millones de personas en todo el mundo y a 47.000 en España. 

Afecta principalmente dañando la mielina, un material graso que aísla los nervios y permite que los impulsos eléctricos se transmitan desde el cerebro al resto del cuerpo. 

Detectar la relación entre esta enfermedad y el virus ha sido complicado, ya que los síntomas aparecen 10 años después de la infección por el EBV.  

Sin embargo, existen otros factores que pueden favorecer la aparición de esta enfermedad degenerativa, como la falta de vitamina D, el consumo de tabaco o la obesidad infantil, según asegura Luisa María Villar, jefa de Inmunología del hospital Ramón y Cajal. 

¿Cómo se ha llevado a cabo el estudio?

Realizar un estudio a tan largo plazo y con una enfermedad que, aunque afecta a muchas personas en el mundo, es poco frecuente, no es nada fácil.

El estudio pudo llevarse a cabo aprovechando que el  Ejército de EE.UU realiza una prueba del VIH a todos sus militares cuando ingresan en el cuerpo, y esta se repite cada dos años. 

Los resultados finalizaron con 801 casos con las condiciones adecuadas para analizar. De estos 801 pacientes diagnosticados con Esclerosis Múltiple, 800 habían estado en contacto con el Epstein-Barr. Además, la mayoría de ellos había desarrollado el virus durante el seguimiento, ya que al inicio del estudio no tenían la enfermedad.

El VEB es muy común en nuestra sociedad, llegando a detectarse en el 94% de los ciudadanos. Se transmite por saliva y es bastante contagioso. El porcentaje de desarrollar EM habiendo estado infectado por Epstein-Barr es muy pequeño, sin embargo, el 100% de los pacientes de Esclerosis Múltiples ha estado en contacto con el virus. 

Por tanto, los científicos están de acuerdo en que existen otros factores, pero con este descubrimiento aseguran que la Esclerosis Múltiple podría ser erradicada en un futuro. 

Comparte

Únete a nuestra Newsletter​

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.