libros verano

Un verano sin libros no es verano: 10 lecturas para refrescarte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

Historias de dragones o ensayos apasionantes, biografías históricas o poesía. En verano las pantallas quedan atrás, y nos entregamos al placer de las letras. Bajo la sombrilla en la playa o en la tumbona de la piscina, nos sumergimos en sus páginas (o, desde hace un tiempo, en un e-book) y duplicamos de alguna forma el viaje de vacaciones. Desde Good4Good, te recomendamos las lecturas que no sólo te harán disfrutar, sino que te dejarán llenos de energía y motivación. 10 libros para que este verano lo vivas como mereces: con actitud positiva.

10. La utilidad de lo inútil: Manifiesto, Nuccio Ordine

Si necesitas que te convenzan de que estar tirado en la arena absorbiendo los rayos del sol no sólo está bien, sino que además es útil, esta es tu lectura. Un homenaje a la curiosidad sin fines prácticos, este pequeño libro repasa las opiniones de escritores y filósofos que defienden el afán del saber, sin objetivos predeterminados. 

9. Mujercitas, Louisa May Alcott

Un clásico que devuelve a la infancia como muy pocos. Aunque no hayas vivido la Guerra Civil en EEUU, es sencillo empatizar con algunas dificultades que viven las cuatro hermanas en su casa de Massachussets. Abordan temas como la igualdad entre sexos, la generosidad, la envidia y el sacrificio por el otro de una forma simple, bella y delicada. Volvemos a sobrecogernos ante los gestos más sencillos, y a soñar como lo hacíamos en la más tierna juventud.

8. Brooklyn Follies, Paul Auster

El protagonista de esta novela ha sobrevivido a momentos muy duros: un cáncer de pulmón y un divorcio que desintegró 30 años de matrimonio. Nathan Glass vuelve a Brooklyn, el lugar donde pasó su infancia. Aquí, el encuentro con distintos personajes y las experiencias que comparte le ayudarán a cambiar su perspectiva. Junto a Nathan, entendemos que la vida sigue, y que es posible encontrar felicidad y belleza, incluso cuando se creían perdidas para siempre.

7. La libertad de ser libres, Hannah Arendt

¿Qué significa la libertad para nosotros? ¿Falta de miedo? ¿O responsabilidad social, participación del espacio público? ¿Está en nosotros, en los otros, o en una sinergia de ambos conceptos? Reflexiones que resultan de extrema actualidad, como en general todas las de la politóloga alemana. Publicado en EEUU en la década de 1960, fue editado por primera vez en España en 2018. Es una lectura intensa e interesante, que nos ayuda a plantearnos y respondernos: qué significa para mí ser libre.

6. Justicia auxiliar, Ann Leckie

La ciencia ficción es un género que traspasa edades y fronteras, y explota la imaginación para hablar de problemáticas sociales, de cambios, avances y cuestiones morales. A través de batallas intergalácticas con una inteligencia artificial, la autora aborda de forma brillante temas como la igualdad de género (la cultura del narrador no distingue entre sexos), en un libro plagado de aspectos originales pero con sabor a clásico. Leckie ha ganado todos los grandes premios de la ciencia ficción con esta obra: Hugo, Nebula, Arthur C. Clarke, Locus y BSFA.

5. Iluminada, Mary Karr

Reírse de uno mismo y crecer mientras lo haces. Superar los obstáculos que pone la vida y agradecer a todas las personas que, por el camino, han estado ahí. Esta memoria, contada con el ritmo de una trepidante novela, rebosa humor y esperanza. Un relato asombroso sobre cómo crecer y encontrar tu lugar en el mundo. Este libro habla de promesa de futuro, y eso es algo que podríamos aprovechar en tiempos de tanta incertidumbre.

4. El hombre que confundió a su mujer con un sombrero, Oliver Sacks

Hilarante, interesante, reflexivo y lleno de amor. Este libro sobre neurología no es un libro de ciencia. Es un libro que, a través de los historiales médicos de veinte pacientes, nos acerca a la esencia humana. Se plantea preguntas filosóficas, y lo hace mediante la experiencia de un doctor que se enfrenta a personas reales inmersas en enfermedades neurológicas que alteran su percepción de la realidad, pero de las que no son necesariamente víctimas.

El doctor Sacks, que además de tener talento en medicina sabe manejar la pluma como un hombre de letras, no relata las enfermedades, sino a los pacientes, cuya identidad es definida, por sus trastornos neurológicos inauditos, que pueden sufrir aberraciones de la percepción pero disfrutar de dones artísticos o científicos insólitos.

3. Medio Planeta, Edward O. Wilson

Edward O. Wilson es un nombre que, si aún no conoces, puedes comenzar a apuntar: fue elegido uno de los 100 científicos más importantes de la historia por la Britannica Guide y una de las 25 personalidades más influyentes de Estados Unidos por la revista Times. Este biólogo y divulgador científico ha escrito un ensayo imprescindible, sobre el riesgo al que se enfrenta la vida en la Tierra ante el cambio climático. Pero no se queda en la amenaza: propone soluciones. Así, presenta un plan realista y necesario para enfrentar la crisis y garantizar la vida en nuestro planeta.

2. El universo en tu mano, Christophe Galfard

El mejor discípulo de Stephen Hawking escribió en 2015 un libro para explicar todo el conocimiento científico que tiene el ser humano hasta la fecha. Y lo hizo para que lo entiendas. En un viaje por la realidad, Christophe te acompaña desde la playa en la que estás pasando las vacaciones con tus amigos (literal, esto aparece en el libro), hasta los confines del universo. Pasearás por las mayores estrellas y disminuirás tu tamaño para rodearte de los ínfimos quarks. Si quieres viajar en el tiempo, adentrarte en el sol, y conocer a qué preguntas hemos dado respuesta con la ciencia, y cuáles nos quedan por resolver, está todo en un solo libro: El universo en tu mano.

1. Micropoemas AJO

Para rematar, como lectura rápida, ácida y cómica entre chapuzones, te recomendamos todos los libros de micropoesía de AJO. Llenos de ironía y genio, este concepto se ha popularizado en los últimos años gracias a las redes sociales, sobre todo a plataformas como Twitter.

Relacionados de alguna forma con los haiku, un tipo de poesía japonesa que reflejaba la filosofía asiática, coinciden en su corta extensión. Pero los micropoemas destacan por su libertad y porque sus mini-dosis de verdad revelan o solucionan problemáticas emocionales (o sociales).

Y acabamos con este ejemplo:

"No me tires de la memoria 
que yo vengo del punk 
y la cresta la llevo en la lengua".

BERNARDA PARODI


Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Un libro para… experimentar el amor a todas las edades

Ben Brooks revisita “Lolita” y lo hace desde la inversión de roles y la modernidad. “Lolito” vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre la diferencia de edad en el amor. ¿Es nuestra sociedad tolerante? Y más importante, ¿lo es cuando roza la legalidad?

Lo último