vehículo eléctrico de autonomía extendida volkswagen

Volkswagen Navarra y su apuesta por los coches eléctricos del futuro

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

La transición de combustible a energía eléctrica es uno de los factores más importantes de cara a un desarrollo sostenible. Volkswagen Navarra impulsa los vehículos eléctricos, pero la planta de Landaben prevé tardar unos 4 o 5 años en adaptar su fábrica.

Así lo ha confirmado el director de Volkswagen Navarra, Markus Haupt, en un encuentro con los medios en el que reconoció que la fábrica de Landaben cerrará el año con una producción cercana a las 230.000 unidades, cuando el año pasado ensambló un total de 242.666 vehículos.

¿Por qué tanto tiempo? Crisis de los chips o semiconductores.

Se debe a la cantidad de vehículos perdidos por la escasez mundial de semiconductores que, en el caso de la factoría navarra, “ha afectado menos que a otros casos”, ha resaltado Haupt.

Esta crisis, influenciada por el aumento repentino de la demanda de material de ordenador y dispositivos electrónicos para el teletrabajo en los hogares, hizo que las empresas productoras no llegaran a adaptarse con eficiencia y provocara un descenso de la oferta.

La industria de los chips tenía asignada una buena parte de estos semiconductores a la producción automovilística, pero con la caída de las ventas de los coches nuevos y el aumento de las ventas de dispositivos electrónicos, la distribución cambió radicalmente y ahora se está notando el desequilibrio en la fabricación de coches.

Al tratarse de un problema que viene influenciado por diversos factores, no se puede realizar una estimación precisa de cuándo volverá a equilibrarse la oferta y demanda de chips.

“Semiconductores” Fuente: www.bizintek.es

Volkswagen Navarra mantiene muy buenas cifras dentro del Grupo

Haupt también ha asegurado que “con el eléctrico vamos a mantener la empleabilidad de hoy”. En la actualidad, la factoría navarra emplea a 4.700 trabajadores de manera directa e indirecta, al tiempo que produce tres modelos (Polo, T-Cross y Taigo).

Esta medida ayudará a mantener los puestos de trabajo en pleno cambio de modelo automovilístico.

En el Gobierno de Navarra también hay tranquilidad. En el corto y en el medio plazo. De hecho, un destacado miembro del consejo de supervisión del grupo ha negado al Ejecutivo foral que se esté planteando un recorte del empleo fijo. Volkswagen Navarra es una fábrica rentable.

A partir de 2025, en las gráficas de planificación, la planta recuperaría producciones con el objetivo de alcanzar unos 300.000 coches ya eléctricos en 2030.

Con ello se garantizarían volúmenes de empleo relevantes, teniendo en cuenta además que de aquí a 2030 se podrían jubilar en VW Navarra casi 2.000 trabajadores. Un 40% del total.

“La realidad de los coches eléctricos con larga autonomía a un solo paso”

Se necesitan más puntos de recarga

Por otra parte, Haupt ha explicado que es necesario acelerar la incorporación de una “red de infraestructura de recarga rápida para trayectos interurbanos”.

Y es que la infraestructura de recarga para vehículos eléctricos es uno de los grandes retos a resolver y es la clave para asegurar su éxito a nivel mundial.

Imaginemos que los vehículos ya tuvieran toda la capacidad para hacer 1.000 km con unas baterías estables, ligeras y baratas. ¿Ya estaría todo resuelto? La respuesta es claramente negativa.

El tiempo que tardaríamos en cargar ese vehículo con una toma doméstica sería de casi sesenta horas.

Es evidente que las tomas domésticas servirán (y sirven en la actualidad) para cortos trayectos urbanos, pero nunca para trayectos interurbanos.

Por fortuna ya existen los modos de recarga moderado y rápido, con unas potencias de 22 y 50 kW respectivamente y en un futuro cercano de 120 kW.

“A día de hoy los puntos de recarga para los coches eléctricos son un gran reto a resolver”

Un simple cálculo:

El consumo medio de un vehículo eléctrico de peso medio es de 18 kW.h cada 100 km.

Para una autonomía de 1.000 km necesitaríamos almacenar en el coche una energía equivalente a 1.000km x 18 kW.h / 100 km = 180 kW.h de energía.

Una toma doméstica de 16 Amperios da una potencia máxima de 3,7 kW. Teniendo en cuenta que pueda estar funcionando a máxima potencia, y con un factor de conversión de corriente alterna en corriente continua de 0,85, tardaríamos un total de:

 180 kW.h / (3,7 kW x 0,85) = 57,23 horas.

La acumulación energética: una solución temporal

Una de las soluciones pasa por la utilización de sistemas de almacenamiento de energía, que puedan acumularla en periodos valle y entregarla en los momentos punta de recarga, ayudando a suavizar la curva de demanda.

Fuente: Elperiodicodelaenergia.com
“Contenedor de almacenamiento de energía”. Fuente: Elperiodicodelaenergia.com

Está claro que tenemos espacio de mejora por delante. Afortunadamente, se nos presenta una oportunidad de oro en los próximos años, de esas que no podemos permitirnos no aprovechar.

Todavía queda mucho por avanzar, pero el coche eléctrico está más cerca de ser una realidad más que un desafío. ¿Tú qué opinas?

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último