Cropped shot of male technician in antistatic gloves using screwdriver to disassemble borken mobile phone, going to repair motherboard, sitting at his workplace in laboratory with needed equipment

La reforma de la Ley de Consumidores incentiva la economía circular mediante la ampliación de plazos

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en google

El Gobierno aprobó el pasado 27 de abril la reforma de la Ley de Consumidores que busca ampliar los derechos del consumidor. El Real Decreto – Ley ómnibus incluye medidas enmarcadas dentro de la regulación de la Unión Europea y comenzará a funcionar el 1 de enero de 2022. De esta manera, la modificación incluye aspectos como la ampliación de garantías y la inclusión de productos digitales. Te detallamos a continuación las novedades.

¿Qué cambios trae consigo la reforma?

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los consumidores es la obsolescencia programada. En muchas ocasiones, la determinación de la vida útil de un producto provoca que los consumidores opten por comprar otro nuevo antes que repararlo. La reforma de la Ley de Consumidores busca dar más opciones ante estas situaciones: dicha ley ampliará los plazos de garantía. Esto permitirá al consumidor reparar sus bienes durante un abanico temporal más amplio.

Cartel sobre la reforma. Fuente: Ministerio de Consumo.

De esta manera, el plazo de garantía pasa a extenderse durante tres años, frente a los dos años que se establecían previamente. Asimismo, las empresas deben comprometerse a contar con las piezas de un producto descontinuado hasta 10 años después de que se dé por finalizada su producción. Esto supone un aumento de cinco años respecto a la legislación anterior. Otra de las novedades de esta reforma consiste en la inclusión de los productos digitales. Se establece que los servicios digitales “gratuitos” no los son, ya que estos se adquieren a cambio de los datos del usuario. Por ello, también están sujetos a ciertos plazos y cuentan con una garantía de dos años.

Un Índice de Reparabilidad para garantizar los derechos del consumidor

Índice de Reparabilidad francés.

El Ministerio de Consumo quiere continuar la estela de reformas mediante un Índice de Reparabilidad. Inspirado en el modelo francés, este baremo ofrece información acerca de cómo de fácil es reparar un producto. La disponibilidad de repuestos, la complejidad del montaje y otros indicadores serán tenidos en cuenta en este sistema. Así, el consumidor podrá conocer las oportunidades de reparación mediante una calificación entre 1 y 10.

Por lo general, las asociaciones de consumidores se muestran receptivas ante esta reforma. En declaraciones para El País, el portavoz de Facua mostraba su aceptación para con las modificaciones. “Nos parece una medida muy positiva, […] hay muchos productos que se compran con una expectativa de durabilidad muy superior a los dos años”, declaró Rubén Sánchez.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Lo más visto

The Stunt Double: la prueba de que se puede hacer cine con un móvil

El director de cine Damien Chazelle no se ha quedado cruzado de brazos esperando a que Hollywood reanime tras el parón del Coronavirus. Junto a Apple ha lanzado un cortometraje rodado con una relación de aspecto vertical. Un paso más para empezar a asumir este formato como válido para el cine.

Lo último