Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
pexels-markus-mcmarquez-8032138

Los residuos orgánicos: el nuevo motor de la aviación sostenible

Uno de los ámbitos ambientales más importantes de cara al futuro es el transporte sostenible. Tras tomar medidas con los vehículos terrestres, queda por analizar y estudiar el nuevo modelo de aviación sostenible, respetuoso con el medio ambiente. La huella de carbono que este sistema de transporte utiliza puede verse reducida gracias a los residuos orgánicos. 

Hasta ahora, los estudios se han centrado en la propulsión eléctrica y las pilas de hidrógeno como fuente alternativa al combustible, que contamina el medio ambiente. Estos análisis siguen en desarrollo, por lo que se continúan examinando propuestas alternativas. El aceite industrial es una de ellas, pero los científicos apuestan por los residuos orgánicos.  

Aviación sostenible cada vez más cerca

A través de estos se consigue metano, un tipo de gas inutilizado hasta el momento en el sector de la aviación. Desde el Laboratorio Nacional de Energía Renovable de Estados Unidos, han encontrado un nuevo uso para este tipo de material. Según se ha podido extraer de la publicación científica PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences), estos residuos pueden transformarse en queroseno sostenible. 

Entrando en detalles científicos, este cambio tiene su importancia fundamental en la interrupción del proceso de metanización, para obtener así ácidos grasos volátiles. Tras ello, se añade un 30% de queroseno a la mezcla. El resultado ayuda a innovar en el sector de manera ecológica. 

La consecuencia principal de la adición de este combustible al uso diario de la aviación es la reducción neta del 165% de los gases de efecto invernadero emitidos, según la misma publicación. Además, se produce un 34% menos de hollín, lo que reduce la acumulación de calor por causa del CO2

Un paso más en el camino

El siguiente paso del método científico es la prueba real. El proceso, tras su paso de viabilidad, tendrá su prueba final y verídica en aviones reales en 2023. Estos serán de la compañía estadounidense Southwest Airlines. Este tipo de residuos supone un paso en el camino de las energías renovables. 

Así lo explica Derek Vardy, ingeniero que lidera el estudio, el cual califica que la transición real vendrá a partir de las energías totalmente renovables, como el hidrógeno verde. Este puede ser un sistema de futuro ecológico, que reduzca la contaminación y, por lo tanto, respete el medio ambiente. 

Comparte

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.