pexels-david-mcbee-392024

Así son los nuevos drones acuáticos capaces de luchar contra el cambio climático

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

El cambio climático supone una de las mayores problemáticas a la que se enfrenta la humanidad en el futuro. Aunque, su presencia en el presente es importante. Esto supone el aumento del nivel del mar debido a las altas temperaturas. Es por ello que, Salidrone, empresa tecnológica con sede en Alameda (California), ha creado unos drones acuáticos capaces de navegar por el Océano Pacífico. Estos objetos pueden suponer una ayuda para combatir el problema medioambiental

Estas herramientas recogen datos meteorológicos y operan en los océanos, además de contar la vida marina que van encontrando a su paso. No son pequeños, ya que, según el informe, contarán con unos pontones de 7 metros de largo, con una forma parecida a la de un kayak. Serán de color rojo brillante, y en su vela tendrán paneles solares, lo que favorece la energía renovable. En su parte trasera contarán con una cola que se asemeja a la de los aviones. 

Drones acuáticos para recabar información

Para monitorizar la zona, estos drones cuentan con cámaras de alta resolución para mostrar imágenes que recojan datos del océano (velocidad, corriente, temperatura, humedad). Estos se envían vía satélite a la sede de Saildrone, para ser posteriormente analizados. 

Los datos recogidos son clave para futuras investigaciones. Así lo explica Brian Connon, vicepresidente de mapeo oceánico de Saildrone, en la web CNET. “Durante los últimos siete u ocho años, los hemos estado usando para recopilar datos oceánicos y ayudar a informar a nuestra ciencia sobre cosas”, relata.

La importancia de la inteligencia artificial

Los drones acuáticos cuentan con inteligencia artificial. Gracias a esto, son capaces de moverse de manera autónoma y realizar tareas sin la ayuda de la mano humana. Estos aparatos son capaces de viajar a entornos hostiles, con temperaturas extremas, como puede ser el Ártico. Es por ello que su información es muy útil. 

Otra de las funciones primordiales de estos drones acuáticos es el control de la sobrepesca. Esto se debe a la tecnología de sonar que emplean para contar los peces de la zona, e informar así a las poblaciones cercanas. Hasta la fecha, más de 100 saildrones han sido construidos para diferentes misiones. El caso más recalcable es, en 2019, cuando uno de los aparatos recorrió 2.200 kilómetros en la Antártida, con el fin de observar las emisiones de dióxido de carbono. 

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último