Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Delulu, la filosofía del delirio. Fuente: ©Getty Images

Delulu, la filosofía del delirio

“Delirar” se ha convertido en una forma de expresión en nuestra época. A lo largo del
tiempo, han surgido diversas etiquetas para expresar esa convicción arraigada en la
mente de quienes aspiran a más: el «pensamiento positivo» según Norman Vincent
Peale en los años 50, la «manifestación» promovida por Oprah en los 2000 e incluso,
más recientemente, el denominado «síndrome de la chica afortunada» o la «filosofía delulu» en la era de TikTok.

Esta creencia, de que simplemente con desear intensamente algo, este se materializará,
ha sido popular entre los jóvenes optimistas desde hace mucho tiempo. Ahora, sin
embargo, ha adoptado un nuevo nombre: delulu, la filosofía del delirio.

Si consultas a TikTok, te dirán que «delulu es el solulu» (la ilusión es la solución) para
hacer realidad tus sueños. La premisa es establecer expectativas poco realistas y creer
sinceramente que se alcanzarán, ya sea en tu carrera, relaciones o bienestar mental. Es
una idea atractiva, aunque un tanto errática, explicando quizás por qué el hashtag ha
sido visualizado más de 4.3 mil millones de veces en la aplicación.

Este nuevo mantra ha ganado terreno tanto en la mentalidad de la Generación Z como
en sus perfiles en redes sociales. No hay una traducción exacta para el término, pero se
podría interpretar como «autoengañarse es la solución». El predicamento del delulu,
derivado del término en inglés «delusional» (delirante), ha conquistado la jerga
centennial hasta el punto de acumular cerca de seis mil millones de visualizaciones solo
en TikTok.

Esta versión irónica, amplificada y algo paranoica del pensamiento positivo ha brotado
de la nada, pero ya se encuentra en todas partes. Incluso se teoriza sobre sus
potenciales aplicaciones en el entorno laboral o sentimental.

Fuente: ©Getty Images

El origen

El origen de esta palabra se remonta a la comunidad K-pop (fans del pop coreano),
donde inicialmente describía a los fans más obsesivos. Sin embargo, su narrativa ha
cambiado, convirtiéndose en una expresión de empoderamiento personal. Se trata de
tomar los clichés sobre la manifestación y darles un giro personal, viviendo de forma
inesperada y creando un mundo donde uno mismo se convierte en el narrador
principal.

El concepto de ‘delulu’ se centra principalmente en la manifestación de éxito en las
relaciones interpersonales. Sin embargo, tanto el ‘delulu’ como otras tendencias
similares que buscan el cumplimiento de deseos comparten una característica
distintiva: un enfoque agresivamente optimista.

¿Un mensaje de amor?

Inicialmente se centraba en las citas: una fuerte creencia de que alguien podría estar
interesado en ti, incluso cuando todas las señales apuntaban en otra dirección. Con el
tiempo, ha evolucionado hacia una mentalidad versátil, donde las personas lo aplican a
varios ámbitos de la vida. Se trata de fingir confianza tan convincentemente que puedas
convertir tus aspiraciones en realidad, incluso cuando las probabilidades parecen estar
en tu contra.

Estas filosofías tienen raíces en ideas antiguas que han existido durante mucho tiempo,
como la capacidad de manifestar lo que se desea en la vida. Esta creencia sugiere que al
visualizar y creer en la consecución de metas específicas, se aumentan las posibilidades
de que estas se materialicen.

Por ahora, o hasta que TikTok adopte una nueva palabra de moda en psicología, delulu
es el solulu, y tiene sus evangelistas. Desestimarla como simplemente otro capricho de
la Generación Z podría tener un costo. No es coincidencia que la mayoría de las
personas exitosas, al mirar hacia atrás a sus yo más jóvenes, citen la esperanza
delirante que tenían en aquel entonces como el combustible que los impulsó hacia
adelante.

Fuente: ©Getty Images

Esta filosofía, aunque controversial y, en ocasiones, criticada por su enfoque en la
autoilusión, ha desencadenado un diálogo fascinante en torno a la percepción de la
realidad y la autorrealización. Es una tendencia que reta las convenciones y plantea
cuestiones profundas sobre el poder de la mente y la forma en que construimos
nuestras propias realidades.

Comparte

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.