Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Ideas para reutilizar la ropa

La producción en masa de ropa, el cambio rápido de modas y la variedad de tiendas provocan una frenética cultura de uso y desecho. Son muchas las personas que compran ropa nueva cada temporada, abandonando viejas modas y contribuyendo al aumento de residuos. Por lo menos, en la generación Z es tendencia la reutilización de ropa. Pero si todavía no te has sumado a ello, aquí te damos unas cuantas ideas para reutilizar la ropa.

Teñir o pintar la ropa

Cambiar el color de una prenda es una forma fácil de darle una nueva vida. En especial, las camisetas blancas son sencillas de teñir y muy versátiles. Otra opción puede ser pintar vaqueros con pintura para tela. 

Cuando pensamos en desechar una prenda porque tiene unas manchas que no se van, esta opción es la mejor para alargar la vida de tu ropa. Sigue este paso a paso para tener una camiseta DIY.

Añadir parches o botones a tu ropa

Las prendas con agujeros o muy desgastadas tendemos a desecharlas, pero si añadimos un parche se soluciona el problema y le damos un aire nuevo a esa prenda. Hay parches de todo tipo, desde aquellos muy simples y que apenas se notan a otros con letras, formas geométricas o dibujos. Es tan simple como coser la tela directamente a la ropa o pegarla gracias a un pegamento especial y el calor de una plancha.

Otras veces simplemente podemos estar aburridos de una prenda. Con un cambio sencillo, añadiendo botones, cremalleras o abalorios podemos darle un toque muy original. En mercerías encontrarás todo tipo de accesorios que puedes agregar a esa camiseta que ya no te ponías.

Transforma tu ropa

Una prenda vieja puede convertirse en una completamente nueva con un poco de creatividad. Una camisa se puede convertir en una falda, un vaquero puede transformarse en un bolso o un vestido puede ser una blusa.

Por ejemplo, para reutilizar camisas, blusas o vestido con tela popelina podemos hacer una funda de almohada. Simplemente tendrás que cortar la tela en un tamaño adecuado y coserla.

Últimamente ha ganado popularidad el patchwork. Gracias a esta técnica de costura podemos crear una manta personalizada con los retazos de distintas prendas.

Además, hay quien aprovecha la ropa muy vieja para hacer trapos de limpieza. Por lo general, las camisas son un textil de calidad para limpiar cristales sin que queden marcas y te permitirá ahorrar en papel de cocina u otros productos.

Dona ropa

Si aún así no encuentras un segundo uso para tu ropa, una buena opción es donarla a alguna organización benéfica, seguro que hay alguien que aprovecha esa prenda un poco más. Eso sí, asegúrate de entregar la ropa en condiciones de uso y limpia.

Por otro lado, existen tiendas de segunda mano que pueden comprar tu ropa, permitiéndote ganar un extra y encontrando un nuevo dueño.

Si seguimos estos consejos podemos contribuir a reducir el impacto medioambiental de la industria textil, disminuyendo los residuos que generamos, y además ahorramos dinero. Dale una oportunidad no solo a tu ropa vieja sino también al planeta. 

Andrea López

Comparte

Buscar

Contenidos

Colabora

Quiero Patrocinar

¡Buscamos Voluntarios!

Únete a nuestra Newsletter

Recibe cada semana una selección de nuestras historias más inspiradoras.