HRHS_186

¿Cómo podemos acabar con los microplásticos del medio acuático?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

Las partículas pequeñas de plástico se han convertido en otro de los problemas para la conservación de ecosistemas marinos y terrestres. Los microplásticos, piezas insolubles y de difícil degradación fruto de plásticos de mayor tamaño, están presentes en diversos ámbitos de nuestras vidas y distintas partes del planeta. La presencia cada vez mayor de estas partículas ha puesto en alerta a toda la comunidad científica, que busca soluciones para reducir su impacto medioambiental. 

Según el informe “Human Consumption of Microplastics”, los ciudadanos de EEUU ingieren anualmente entre 39.000 y 52.000 partículas de plástico. Estos datos varían según edad y género, y también se debe tener en cuenta que se analizó un 15 % de su ingesta calórica total. Además, EUNOMIA publicó en 2016 un informe acerca del origen de los plásticos en el medio marino. Se estimaba que el 94% del total acababan en el fondo del mar y solo el 1% era visible (bien flotando, bien cerca de la superficie). Ante este panorama, ¿qué podemos hacer para disminuir el impacto de estos plásticos?

Infografía de EUNOMIA.

Los ferrofluidos de Fionn Ferreira

Fionn Ferreira en la Google Science Fair.

El joven irlandés ideó un método innovador para extraer microplásticos del medio acuático: usar las ventajas de los imanes. Su ferrofluido formado por un mineral de hierro y aceite vegetal consigue capturar los microplásticos sin mezclarse con el agua. Así, este líquido magnético puede ser retirado utilizando un imán. El invento de Ferreira es una de las grandes esperanzas para acabar con estas partículas, ya que es efectivo en un 87% de los casos.  

Bacterias y hongos que se alimentan de microplásticos

La investigación en torno a las bacterias, hongos y enzimas que degradan el plástico convencional todavía es residual. No obstante, los hallazgos de diversos científicos arrojan algo de luz sobre estos organismos y su capacidad de acabar con los microplásticos. Mientras que la investigación apunta a una rica biodiversidad de estos organismos en Japón y la India, también se han identificado hábitats en los que se pueden encontrar. Estos son ecosistemas que contienen polímeros naturales y aquellos que cuentan con gran cantidad de plásticos.

La malla filtrante de Marc Ward

Malla filtrante de Marc Ward. Fuente: microplasticremovalsystems.com

El filtro ideado por Ward genera una pequeña carga electrostática que permite recoger los restos plásticos de las playas. Esta malla es capaz de recolectar partículas de hasta 15 micras de tamaño, algo prácticamente invisible al ojo humano. Sin embargo, el proyecto no acaba ahí. La iniciativa de Ward mapea los lugares donde hay una gran concentración de microplásticos para que los voluntarios puedan llevar a cabo esta tarea de filtrado.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último