Unity Card

Unity Card: una solución de consumo circular para la economía de barrio

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en google

Las compañías FinTechLoyaltek y Paynovate han desarrollado Unity Card: una tarjeta de débito destinada a los beneficiarios de subsidios y ayuda públicas. Su objetivo es orientar el gasto de estas ayudas hacia los sectores y establecimientos más castigados por la crisis sanitaria de la Covid-19, facilitando su recuperación económica.

«Con un espíritu de compromiso social, nuestros equipos de I+D querían ser útiles contra los horrores generados por el Coronavirus. En última instancia, es el pragmatismo y el potencial de esta solución lo que nos convenció de establecer las asociaciones necesarias para desplegarla en toda Europa»

Robert Masse, fundador y director general de Loyaltek

>> Unity Card ofrece la oportunidad de convertir las ayudas en un potente instrumento para estimular la economía local. 

La iniciativa, dirigida a las Administraciones Públicas europeas, quiere transformar el uso de estas ayudas en un mecanismo que permita acelerar la vuelta a la normalidad. Así, los subsidios y ayudas se reciben a través de una tarjeta de débito: Unity Card. Su uso se puede limitar a una zona geográfica determinada (por ejemplo, un municipio), un determinado tipo de tiendas o a negocios predeterminados que se hayan visto obligados a cerrar durante la crisis: hoteles, restaurantes, bares, peluquerías, tiendas de bricolaje, tiendas de ropa

Cómo funiona

La Unity Card puede cargarse con la cantidad de dinero que se desee y funciona como una tarjeta de débito normal en los terminales de pago. Los usuarios pueden comprobar el valor restante gracias a un código QR en el reverso, mientras que una extranet permite a la autoridad emisora supervisar, analizar, gestionar e incluso ajustar la forma en que se utilizan sus tarjetas, todo ello en tiempo real.

La apariencia de la Unity Card puede personalizarse si es necesario. Se distribuye directamente a los beneficiarios o a la autoridad competente, para que esta la reparta como considere más adelante. Los pagos realizados por los ciudadanos con la tarjeta se gestionan junto con el resto del tráfico de pagos de los comerciantes, mientras que el apoyo al titular de la tarjeta está asegurado por Loyaltek.

«Las soluciones tienen que ser rápidas y eficaces y también deben evitar fraudes y asegurar que el dinero público sirve para el fin previsto, de manera que todos salgan ganando y se beneficie la sociedad en su conjunto».

Robert Masse, fundador y director general de Loyaltek

La solución propuesta por Loyaltek y Paynovate demostró su eficacia en Alemania durante la crisis migratoria, cuando las autoridades distribuyeron miles de tarjetas similares para gestionar las prestaciones de los refugiados sirios, permitiéndoles satisfacer sus necesidades más básicas mediante la compra a comerciantes locales.

El nombre de esta solución Unity Card o Tarjeta de Unidad significa solidaridad, y surgió «de forma natural», afirma Robert Masse. Esa solidaridad se materializa por parte de Loyaltek, al ofrecer las primeras 5.000 tarjetas a cada uno de los municipios que quieran trabajar con este sistema, por ser los más cercanos a la situación sobre el terreno. A nivel económico, la implementación supone apenas una fracción de lo que normalmente costarían medidas «tradicionales» similares. Loyaltek no se lleva ningún margen en las transacciones.

Sobre las empresas a cargo de la iniciativa:

Loyaltek NV es un líder europeo en tarjetas de gama limitada y gestiona numerosos programas de tarjetas de regalo y tarjetas de gastos profesionales en 14 países.

Paynovate NV es uno de los seis emisores belgas de dinero electrónico, regulado por el Banco Nacional de Bélgica y autorizado a emitir instrumentos de pago en todos los países europeos. Paynovate también es miembro principal de Visa y Bancontact.

Comparte

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Lo más visto

Lo último