pascal-muller-0oMsWA8yLN0-unsplash (1)

El deporte es nuestra mejor baza para lograr el cambio positivo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on google

El deporte ha demostrado ser capaz de “juntar” (figuradamente) a la gente y animar a la sociedad durante este periodo tan duro que vivimos. Además, nuestros deportistas mueven masas. Su opinión y maneras de actuar siempre marcan ejemplo. Es necesario que, ya no solo deportistas, sino personas famosas e influencers, marquen el camino correcto para que el cambio positivo se asiente en la sociedad.

Deporte durante la pandemia

La pandemia ha paralizado el mundo. Incluido el mundo del deporte. Durante los meses de máximo encierro que hemos sufrido todos, las grandes ligas de nuestro país se quedaron suspendidas. Y muchas personas lo han notado con creces.

El deporte funciona como una válvula de escape. Desde tiempos inmemoriales, la sociedad lo ha tomado como el principal entretenimiento.

Se dice que el Vaticano trató de prohibir los toros en todos los países europeos en los que eran tradición. Las medidas las tomó el papa Pío V. En España, entonces regida por Felipe II, se hizo caso omiso. Y la razón era la misma que hoy hace que la expectación del deporte genere tanta dependencia. No quiso privar a nuestros antepasados de su principal entretenimiento. Por suerte, los toros ya casi nada interesan, pero ¿qué pasaría si prohibieran el fútbol?

Durante el confinamiento pudimos comprobarlo y ha sido probado que la salud mental de muchas personas se vio afectada.

La inversión para que las competiciones de primer nivel se reanudaran supusieron un desembolso muy grande. Tanto es así, que la tecnología y la seguridad que han implementado no puede mantenerse mucho en el tiempo. Supondría la ruina.

Pero el esfuerzo ha merecido la pena. Ya no solo por satisfacer las necesidades de entretenimiento de la población, sino porque las grandes estrellas del deporte son grandes líderes de opinión.

El lado más activo del deporte

El deporte también juega un papel crucial en la creación de conciencia. Si el peinado de Cristiano Ronaldo, por ejemplo, logra imponerse en las cabezas de millones de niños alrededor del mundo, por qué no iba a imponerse su forma de pensar. Efectivamente lo hace y la prueba es rotunda. Gracias a deportistas de élite, hoy en día, están sucediendo los siguientes cambios sociales y culturales. Aunque, como veremos, no solo es cosa del deporte.

Black Lives Matters

El movimiento Black Lives Matters se vio realmente reforzado y vinculado hacia una gran cantidad de jóvenes gracias a las estrellas de la NBA. Muchos de los jugadores, entrenadores y miembros del staff técnico y directivo se han involucrado directamente en el movimiento.

El efecto Salah

El jugador del Liverpool F. C. Mohamed Salah es de origen egipcio y musulmán. Su buena imagen como deportista y su aclamación popular han ayudado a reducir los efectos de la islamofobia. Según palabras del imán de una comunidad musulmana de Liverpool Abu Usamah Atthababi, “él puede llegar a demostrar a la gente que estamos más cerca de Salah que de los extremistas”.

Integración en el deporte

Todos conocemos los juegos paralímpicos. Pero muy pocas veces nos paramos a pensar en lo que realmente significan. Estos juegos deportivos dan la oportunidad de superarse a personas que ya lo tienen complicado. El mérito es enorme. Y el mensaje también. Todos sabemos, gracias a ellos, que se puede.

Más allá del deporte

También nos encontramos con influencers del cambio positivo en ámbitos que nada tienen que ver con el deporte. Es el caso del cine, y no del cine en sí mismo, que también genera conciencia de cambio. Sino en sus estrellas. Todos conocemos el caso de Leonardo di Caprio. El oscarizado actor es un promotor real de la conciencia contra el cambio climático. Es muy conocido su documental Before the flood (Antes que sea tarde) en el que expone sus propios valores y su propia conciencia sobre lo necesario que es actuar ya para detener los efectos del cambio climático sobre nuestro planeta.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo más visto

Lo último